¿Cómo comprobar el líquido de frenos? ¡Un procedimiento muy simple!

Si está buscando "cómo revisar el líquido de frenos", siga estos sencillos pasos:

  1. Prepare las herramientas necesarias
  2. Localice el depósito de inundación de frenado
  3. Revisa la tapa
  4. Controlar y rellenar el líquido de frenos
  5. No guarde el líquido restante
  6. Limpie el depósito y cierre la tapa.

El líquido de frenos juega un papel importante en su vehículo y es casi el líquido más crítico en su automóvil. Tiene que ver con tu seguridad y cómo controlas el vehículo para detenerlo en caso de emergencia. Cualquier conductor necesita mantener un nivel y unas características precisas del líquido de frenos.

Cuando se trata de mantener el líquido de frenos, deberá familiarizarse con cómo revisarlo. De esta forma, no tienes que acudir a un mecánico cada vez que necesites revisar los fluidos, y puedes detectar fácilmente si hay un problema en el fluido o si necesitas rellenarlo.

La buena noticia es que revisar el líquido de frenos no es un trabajo complicado y es algo que puede hacer usted mismo sin necesidad de un profesional. ¡Este artículo le proporciona un procedimiento paso a paso sobre cómo comprobar el líquido de frenos usted mismo!

¿Qué es el líquido de frenos y por qué es importante?

El líquido de su vehículo es uno de los líquidos más críticos que debe mantener todo el tiempo. Es responsable de mantenerte a salvo porque traduce el movimiento mecánico del pedal del freno en una acción que detiene las ruedas.

Comprender cómo funciona el líquido de frenos le ayuda a comprender lo importante que es mantener los líquidos de frenos correctos. Por lo general, se crea un amplificador de vacío enorme para generar un líquido de frenos presurizado a través del cilindro maestro cada vez que pisa el pedal de la plataforma. Es por eso que cuanto más fuerte golpea el freno, más fuerte es la presión y más rápido funciona su sistema de frenado.

Una vez que se genera el líquido presurizado, corre rápido a través de las líneas de freno hasta que llega a la pinza alrededor de las ruedas. Dado que el líquido de frenos es incompresible, creará una fuerza fuerte alrededor de los pistones en su rotor giratorio. Una vez que se genera la fuerza, las pastillas crearán una fuerte fricción para reducir la velocidad y detener su vehículo.

Lo mejor del sistema de frenado es que todas estas cosas suceden en muy poco tiempo y nunca te darás cuenta. Y cuando el sistema de frenado no responde tan rápido, indica un problema con el sistema de frenado, lo que provocará algunos problemas de seguridad.

Su vehículo debe tener el líquido de frenos adecuado para funcionar correctamente. De lo contrario, se enfrentará a algunos problemas que le impedirán detener el vehículo en caso de emergencias. Para cualquier líquido de frenos, debe mantener las siguientes características:

1. Nivel de viscosidad

La primera y más importante característica de cualquier líquido de frenos es la viscosidad. La viscosidad se refiere a cuánto se resiste al flujo el fluido de su vehículo. También indica qué tan espeso es el líquido. Todo su líquido de frenos debe tener la viscosidad adecuada en todo momento. Debe consultar el manual del propietario de su vehículo para obtener más detalles sobre el tipo de líquido de frenos que debe seleccionar.

LEER MAS   Correa de distribución ¡Todo lo que necesitas saber!

2. Punto de ebullición

Las pastillas de freno dependen de la fricción para detener las ruedas, y es por eso que aquí se genera mucho calor; por lo tanto, su líquido de frenos debe tener un punto de ebullición muy alto para evitar que hierva y pierda líquido en casos de temperaturas extremas. De lo contrario, el líquido de frenos no será tan efectivo como antes y evitará que controle las ruedas y detenga su vehículo.

3. Resistencia a la corrosión

Finalmente, el líquido de frenos debe evitar cualquier corrosión dentro de las líneas de freno cuando la corrosión se acumula dentro del sistema de frenos e impacta su efectividad y conduce a situaciones peligrosas que podrían afectar su vida y la vida de otras personas que conducen a su alrededor.

¿Cómo comprobar el líquido de frenos?

Para comprobar el líquido de frenos, deberá seguir estos sencillos pasos:

1. Prepare las herramientas necesarias

Primero, tendrás que tener todas las herramientas necesarias a mano, para que no demores el proceso y te abrumes al revisar el líquido de frenos. Por lo general, revisar el líquido de frenos requiere las siguientes herramientas:

  • Toallas de taller secas
  • Un pequeño embudo (opcional)
  • Un líquido de frenos específico como se especifica en el manual del propietario de su vehículo

2. Localice el depósito de inundación de frenado

Normalmente, el depósito de líquido de frenos se encuentra debajo del capó, hacia el lado del conductor. El cilindro de freno está justo detrás del volante y el depósito debe estar cerca de él. Si no puede encontrarlo, siempre puede consultar el manual del propietario de su vehículo para obtener una guía precisa.

3. Revisa la tapa

Antes de seguir revisando el líquido de frenos, debe mirar la tapa del depósito de líquido de frenos. A veces, la tapa puede estar suelta o tener algunos problemas en el techo, lo que significa que debe reemplazarla antes de rellenar el líquido de frenos.

4. Revise el líquido de frenos

Una vez que confirme que la tapa está en buenas condiciones, puede avanzar y verificar el nivel del líquido de frenos. Normalmente, una guerra le mostrará algunas marcas que identifican los niveles mínimo y máximo de líquido de frenos. El líquido de frenos debe estar justo entre las marcas mínima y máxima. Si el líquido está por debajo de la cantidad mínima significativa, deberá completarlo hasta el nivel óptimo.

Además, debe observar más de cerca el estado del líquido de frenos. Incluso si está en el nivel correcto, si no es saludable o no tiene las características adecuadas, es posible que no funcione bien y deba cambiarse. Si ese es el caso, tendrá que realizar un lavado completo del líquido de frenos y agregar un líquido completamente nuevo para que la herramienta de su vehículo funcione correctamente. Por lo general, el líquido de frenos debe ser de un marrón dorado y, si se oscurece, indica que se están hablando algunos contaminantes y es necesario enjuagarlo.

LEER MAS   Cómo saber si su cilindro maestro necesita reemplazo

5. No guarde el líquido restante

Un consejo profesional muy importante para cambiar el líquido de frenos es que nunca quede líquido restante en la botella. En otras palabras, si todo lo que necesita en el depósito es solo una pequeña cantidad de líquido de frenos, rellénelo y tire el resto. Una vez que rompa el sello de la botella, absorbe la humedad y no será efectivo la próxima vez que necesite usarlo. Es por eso que recomendamos comprar líquido de frenos en cantidades más pequeñas, especialmente si lo que busca es rellenarlo en lugar de enjuagarlo.

6. Limpie el depósito y cierre la tapa.

Después de llenar el depósito de líquido de frenos, use una toalla de papel seca y límpielo para evitar que cualquier suciedad llegue a las áreas circundantes alrededor del compartimiento del motor. Una vez que limpie el depósito, puede continuar y cerrar la tapa de forma segura sin romperla. Como te indicamos antes, si tu taza no está en buenas condiciones, tendrás que instalar una nueva, que podrás comprar en cualquier tienda de autos que te rodee.

¿Cómo saber si el nivel de líquido de frenos es bajo?

A veces puede resultar confuso para muchos conductores determinar si el nivel de líquido de frenos es bajo o no. Revisar el líquido de frenos no es algo que deba hacer todos los días, a menos que tenga problemas. El manual del propietario de su vehículo debe contener detalles sobre la frecuencia con la que se revisa el líquido de frenos. Sin embargo, si se da cuenta de alguno de los siguientes síntomas, indica que el líquido de frenos está bajo y tendrá que revisarlo de inmediato para completarlo:

1. La luz de advertencia del ABS se enciende

Si ve que la luz de advertencia del ABS se enciende en su tablero, indica que el sistema de frenos no está en el nivel óptimo de líquido de frenos. Por lo tanto, debe verificar el sistema de facturación y completarlo de inmediato.

Tenga en cuenta que las luces de advertencia en el tablero son extremadamente críticas, y hay una forma de que su vehículo se comunique con usted y le preste atención a los problemas internos.

Nunca debe ignorar ninguna luz de advertencia en el tablero, ya sea que esta luz de advertencia esté relacionada con un problema menor o mayor. A veces, ignorar los problemas menores conduce a una avería significativa repentinamente sin ninguna señal de advertencia previa.

2. El pedal del freno se comporta de manera diferente

La otra cosa que puede vigilar es cómo se comporta su pedal de freno. En otras palabras, si se da cuenta de que el pedal grande está presionando hacia abajo, podría indicar que hay un problema con el sistema de frenos, pero también puede estar relacionado con un nivel bajo de líquido de frenos. Nuevamente, la única forma de confirmarlo es verificar el líquido de frenos y ver si está en el nivel óptimo.

3. El sistema de frenos hace ruidos extraños.

Finalmente, si nota algunos ruidos extraños cada vez que pisa el pedal del freno, indica un problema con el sistema de frenos y también puede indicar un nivel bajo de líquido de frenos.

LEER MAS   Las piezas del automóvil más propensas a sufrir daños

En general, si su vehículo emite ruidos fuertes extraños y si estos ruidos provienen del sistema de frenado u otros sistemas, debe tomar el problema en serio porque puede estar relacionado con un problema interno que podría afectar su seguridad. Además, algunos ruidos fuertes pueden estar relacionados con problemas internos que podrían provocar averías repentinas importantes si no se solucionan de inmediato.

¿Es seguro conducir un automóvil con poco líquido de frenos?

No, vamos, nunca se recomienda. Sin embargo, dependiendo de la gravedad de la caída en el nivel de líquido, puede ser extremadamente peligroso conducir su vehículo en esta condición. Por lo tanto, debe rellenar el líquido de frenos inmediatamente y nunca retrasarlo por ningún motivo.

Piense en lo que podría suceder y lo que podría salir mal si continúa conduciendo un vehículo con poco líquido de frenos. No podrá detener el automóvil en caso de emergencia y puede generar situaciones peligrosas no solo para usted, sino también para los pasajeros que para otras personas que conducen a su alrededor en la carretera. Por lo tanto, para mantener su seguridad, debe verificar el nivel de líquido y completarlo cuando confirme que es bajo.

¿Qué pasa si te quedas sin líquido de frenos?

Por lo general, no llegará a un punto en el que se quede completamente sin líquido de frenos porque el líquido de frenos no es tan consumible, y la única forma de que se agote el líquido de frenos es cuando tiene una fuga grave. Si ese es el caso, nunca está bien arrancar o mover el vehículo una pulgada porque podrá detenerlo, y esa es una situación extremadamente peligrosa. Entonces, en otras palabras, cuando no tiene líquido de frenos, la potencia hidráulica no se generará, y es por eso que se enfrentará a un automóvil que no tiene ningún sistema de frenos que funcione.

Aunque el nivel de líquido de frenos es muy bajo, podría provocar otros daños importantes en los componentes del sistema de frenos que requieren el líquido de frenos para lubricarlos. Por lo tanto, no solo piense en el problema en términos de la capacidad de funcionamiento del automóvil, sino que también piense en lo que podría salir mal en los otros componentes que requieren lubricación todo el tiempo.

Conclusión

El líquido de frenos es una parte esencial de su sistema de frenado, y revisarlo regularmente le ayuda a mantener este sistema y evitar averías repentinas. Este artículo le proporcionó un procedimiento paso a paso sobre cómo revisar el líquido de frenos. Una vez que se dé cuenta de que el líquido no es óptimo, deberá completarlo. Si descubre que no está en buenas condiciones, tendrá que vaciarlo por completo.

No importa cuánto esfuerzo ponga para mantener el sistema de frenado, si su vehículo tiene problemas importantes en el sistema de frenado, el motor o la transmisión, podría ser el momento adecuado para venderlo y usar su valor para comprar un automóvil mejor. que probablemente tenga mejor condición.

Subir