Correa de distribución ¡Todo lo que necesitas saber!

La correa de distribución en un automóvil es una correa de goma que sincroniza la rotación del cigüeñal y el árbol de levas para sincronizarse entre sí. La correa de distribución también asegura que las válvulas se abran y cierren en el momento adecuado, asegurando el correcto funcionamiento del motor. En otras palabras, ocupa todos estos pequeños puntos débiles a lo largo del ciclo de un motor para asegurarse de que todo funcione sin problemas de principio a fin.

Sin embargo, cuando tiene una correa de distribución desgastada o rota, generalmente escuchará un ruido proveniente del compartimiento del motor cuando los dientes de una de estas correas rozan contra otra parte de las entrañas de su automóvil.

Esto puede ser cualquier cosa, desde un sonido de golpeteo rítmico cuando solo golpea de vez en cuando hasta un chillido agudo cuando no funciona en absoluto. El ruido variará, pero el punto es que la rotura o el desgaste de la correa de distribución nunca es una buena noticia.

Este artículo proporciona cinco razones comunes para los ruidos de la correa de distribución y cómo deshacerse de ellos.

¿Qué es una correa de distribución?

La correa de distribución es una correa larga y flexible que envuelve el cigüeñal y el árbol de levas. Sincroniza la rotación de estas dos partes móviles del motor, asegurando que permanezcan sincronizadas entre sí. Esto permite que las válvulas se abran y cierren en el momento adecuado, lo que garantiza el correcto funcionamiento del motor.

Piense en su correa de distribución como una banda de goma muy larga que envuelve las partes principales del motor de su automóvil. Si alguna vez ha estirado una banda elástica y la ha soltado, sabe que hace un sonido de "twang". Esto es exactamente lo que sucede dentro de su motor cuando su correa de distribución se estira demasiado o se rompe inesperadamente: los dientes de un lado de la correa golpean los dientes de otra parte dentro de su motor, lo que produce ese sonido de "tañido".

5 causas de los ruidos de la correa de distribución

Cuando la correa de distribución comienza a hacer ruidos extraños, generalmente significa que algo anda mal. Su correa de distribución puede estar desgastada o estirada debido al uso y desgaste normal, pero también podría deberse a uno de estos cinco problemas comunes:

1) correa de distribución rota

Esta es la causa más grave y costosa del ruido de la correa de distribución. Si la correa de distribución de su automóvil se rompe, debe reemplazarla lo antes posible, incluso si no escucha ningún ruido, porque las válvulas no se abren y cierran en el momento adecuado. Una vez que esto sucede, se pueden causar daños importantes a los pistones y al bloque del motor, y las probabilidades de que el motor se atasque aumentan.

Una correa de distribución rota suele acompañar a un ruido de chirrido fuerte y agudo que se vuelve más fuerte a medida que aumentan las RPM del automóvil. Si escucha este sonido, deténgase inmediatamente y apague el motor, pero no intente mover el automóvil hasta que esté seguro de que no causará más daños.

LEER MAS   Causas comunes y signos de un termostato defectuoso

La correa de distribución de su automóvil está estirada o rota si hace alguno de estos ruidos cuando enciende el motor, incluso si el ruido desaparece después de unos segundos:

  • Un golpeteo de vez en cuando
  • Un chasquido rítmico
  • Un chillido agudo
  • Un zumbido de tono bajo

2) Correa de distribución desgastada

Cuando la correa de distribución se desgasta, los dientes de su parte interior comienzan a desgastarse. Como resultado, el interior de su motor sonará como si estuviera golpeando cada vez que acelere o desacelere, y este ruido puede durar varios minutos. Este es otro ruido que se vuelve más fuerte a medida que aumentan las RPM.

Una correa de distribución desgastada provoca un zumbido de tono bajo que dura varios minutos.

3) correa de distribución floja

Si la correa de distribución se afloja, el motor podría quedar demasiado flojo. Esto provocará un ruido de golpeteo cada vez que aceleres o desaceleres, y también puede provocar que se rompa la correa de distribución.

Una correa de distribución floja provoca un chasquido rítmico que se vuelve más fuerte a medida que aumentan las RPM del automóvil.

4) La polea tensora está desgastada.

La polea tensora es un engranaje que ejerce presión sobre la correa de distribución, lo que le permite estirarse y contraerse según sea necesario. Si la polea tensora se afloja demasiado o se desgasta, la correa de distribución puede aflojarse y crear problemas de sincronización: esto generalmente causa un ruido de tictac en lugar de cualquier otra cosa.

Una polea tensora suelta o desgastada provoca un tictac.

5) Árbol de levas y cigüeñal desalineados

Si su correa de distribución está desalineada, puede romperse o aflojarse con el tiempo. Esto provocará un ruido sordo cada vez que el motor gire.

Una correa de distribución desalineada provoca un ruido sordo rítmico que aumenta a medida que aumentan las RPM del automóvil.

¿Cómo prevenir el ruido de la correa de distribución?

Aunque la mayoría de las causas mencionadas para el ruido de la correa de distribución pueden parecer imposibles de prevenir, existen algunas formas de retrasar o prevenir el ruido de la correa de distribución, que incluyen:

  1. Cambiar la correa de distribución regularmente es la mejor manera de evitar problemas de ruido.
  2. Mantenga la presión adecuada del tensor ajustándolo regularmente. Los fabricantes le dirán cuánto ajustar el tensor, pero esto puede diferir para diferentes vehículos según su marca y modelo, así que asegúrese de saber qué es lo mejor para su automóvil.
  3. Esté atento a los dientes desgastados en la correa de distribución y reemplácelos de inmediato si ve algún signo de desgaste. El interior de su motor sonará como si estuviera golpeando cada vez que acelere o desacelere, así que escuche atentamente la forma en que suena su motor cuando enciende su automóvil por la mañana. Si algo parece estar mal, llévelo a un mecánico para que lo revise de inmediato.
  4. Si escucha un ruido de "chirrido" o "chirrido" mientras acelera o desacelera, eso podría ser una señal de que es hora de reemplazar su correa de distribución antes de que se produzcan más daños. Arregle esto de inmediato porque esperar solo empeora el problema en este caso.
  5. ¿Se han realizado inspecciones periódicas para comprobar si hay otros problemas que puedan estar afectando a la correa de distribución? Por ejemplo, si el tensor está demasiado ajustado o desgastado, esto también podría generar problemas de sincronización.
LEER MAS   Sensor de temperatura ambiente defectuoso: Síntomas, diagnósticos y reparaciones

¿Cómo reparar una correa de distribución desgastada o rota?

Cuando llegue a un punto en el que la correa de distribución ruidosa requiera ser reemplazada, deberá hacerlo de inmediato. Si tiene el nivel adecuado de habilidades mecánicas, puede reemplazar la correa de distribución usted mismo siguiendo estos pasos:

  1. En primer lugar, deberá drenar el refrigerante del motor y quitar las correas de transmisión. A continuación, pase a quitar la polea del cigüeñal y luego levante su automóvil para que pueda meterse debajo de él fácilmente. Finalmente, desatornille el tensor de la correa de distribución y una llave o trinquete para aflojar la manguera superior del radiador.
  2. Retire la polea de la bomba de agua desatornillándola con un juego de dados con un dado del tamaño apropiado. Retire esto a continuación si su vehículo tiene un sistema de balanceo que también necesita reemplazar. En este punto, no habrá más pernos que sujeten la vieja correa de distribución.
  3. Es posible que desee asegurarse de que su nueva correa de distribución esté colocada exactamente donde estaba la anterior en las ruedas dentadas del cigüeñal y del árbol de levas. Deslícelo con la mano primero, luego use una llave para apretarlo en el sentido de las agujas del reloj hasta que se sienta apretado lentamente.
  4. Vuelva a instalar todos los componentes del motor en el orden inverso al que los quitó, prestando especial atención a apretar los pernos a medida que avanza. Asegúrese de que ninguna de sus poleas esté demasiado floja o demasiado apretada en este punto. Después de volver a llenar su vehículo con refrigerante, enciéndalo y verifique nuevamente si hay algún ruido en la correa de distribución.
  5. Si estos pasos le parecen demasiado difíciles, comuníquese con un mecánico o un centro de servicio para obtener ayuda para reemplazar una correa de distribución defectuosa. Además, tenga cuidado de detectar signos de futuros problemas de sincronización si su nuevo cinturón está defectuoso.

Preguntas frecuentes sobre las causas de los ruidos de la correa de distribución

Esta sección responderá a las preguntas más frecuentes sobre los ruidos de la correa de distribución.

¿Qué sonido hace una correa de distribución apretada?

Estos son los diferentes tipos de sonidos que notará cuando su correa de distribución esté apretada:

  1. Ruido de rechinamiento: este sonido se produce cuando los dientes de la correa de distribución están desgastados. Se puede prevenir reemplazando la correa de distribución antes de que sea demasiado tarde.
  2. Sonido chirriante: el ruido chirriante que puede escuchar significa que es necesario ajustar el tensor de la correa de distribución o las poleas. El mantenimiento y el servicio de su vehículo pueden evitar esto apretando la correa de distribución.
  3. Ruidos fuertes: este sonido significa que la correa de distribución está floja y debe reemplazarse de inmediato. Esté siempre atento a estos signos de posibles problemas, ya que podría provocar más daños si espera demasiado.
LEER MAS   Mi Dodge Journey 2010 no arranca: Causas y soluciones

¿Cómo hago para que mi correa de distribución deje de chirriar?

Si su correa de distribución está chirriando, debe solucionar el problema de inmediato. Para pequeños ruidos, puede ser posible lubricar y apretar la correa hasta que pueda repararla. Sin embargo, las correas de distribución que siempre chirrían fuerte y sin ningún intento de solucionar el problema son señales de que su motor podría estar llegando al final de su vida útil y debe ser reemplazado.

¿Cómo hago para que mi correa de distribución deje de chirriar?

Los chirridos que provienen del sistema de aire acondicionado de su vehículo pueden ser una señal de que la correa de distribución se está deslizando o de que debe ajustarse. Deberá reparar esto de inmediato porque la espera puede causar daños importantes y provocar problemas más graves con su motor.

¿Cómo hago para que mi correa de distribución deje de hacer tictac?

Hay algunas razones por las que su vehículo puede estar haciendo un tictac, especialmente si es nuevo. Por otro lado, si no hay signos de daños o problemas con su vehículo y escucha un ruido de tictac proveniente de su motor, esto es una señal de que existe la posibilidad de problemas futuros con su correa de distribución.

¿Cómo hago para que mi correa de distribución deje de chirriar?

Los sonidos de lloriqueo de su motor pueden ser causados ​​por varias cosas, incluida la cubierta exterior de la correa de distribución. Si aprieta esto, puede reducir el ruido hasta que pueda arreglarlo correctamente.

¿Es normal escuchar una correa de distribución?

Sí, es normal escuchar ruidos en la correa de distribución. Sin embargo, si el sonido no desaparece o se vuelve demasiado fuerte cuando proviene del bloque del motor, esto significa que hay problemas con la correa de distribución.

Conclusión

Las correas de distribución son un componente esencial de muchos motores de vehículos y hacen mucho ruido cuando no tienen ningún problema. Sin embargo, eso no significa que pueda ignorar las señales de advertencia o los sonidos anormales que provienen de su motor. Si escucha ruidos extraños en el área del bloque del motor, especialmente si no desaparecen después de apretar las partes exteriores de la cubierta de la correa, puede ser el momento de obtener ayuda profesional para las reparaciones.

Subir