Reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento: Un procedimiento paso a paso

Este artículo le proporciona un procedimiento paso a paso sobre el reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento. La buena noticia es que este reemplazo no requiere un conjunto de habilidades mecánicas avanzadas y es algo que puede hacer usted mismo sin necesidad de un profesional.

El termostato es un componente menor del sistema de enfriamiento de su vehículo. Sin embargo, este componente juega un papel importante y, cuando no funciona correctamente, provoca problemas importantes en el sistema de refrigeración. Como resultado, un termostato defectuoso podría provocar fácilmente una falla total del motor.

Aprender sobre el reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento es esencial, especialmente si desea ahorrar en costos de mano de obra. Dado que el reemplazo en sí no es complicado y no requiere muchos conjuntos de habilidades mecánicas, puede hacerlo usted mismo sin necesidad de un profesional.

Este artículo lo guía a través de un procedimiento paso a paso sobre el reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento. Una vez que siga este procedimiento, no tendrá que preocuparse por ningún error que pueda introducirse en el sistema de refrigeración, lo que le costará miles de dólares en el futuro.

¿Qué es el termostato y qué hace?

El termostato es uno de los muchos otros componentes que componen su sistema de enfriamiento. El termostato controla el flujo de refrigerante porque funciona dependiendo de la temperatura del motor.

Dado que el motor funciona dentro de un rango de temperatura específico, necesita refrigerante para que lo rodee y lo lleve por separado o hacia abajo cuando la temperatura excede un umbral específico. Gracias al termostato encargado de controlar la temperatura del motor y permitir que el refrigerante fluya cuando sea necesario.

Piense en el termostato en una válvula pequeña que se abre cuando el separador del motor está muy alto y se cierra cuando la temperatura del motor desciende al umbral requerido.

Como cualquier otro componente de su vehículo, el termostato puede dañarse o estropearse por varias razones. Cuando el termostato falla, generalmente se atasca cerrado o se abre. Cuando el termostato se bloquea, su motor no alcanzará el nivel de funcionamiento óptimo, pero no es un problema crítico y podría resultar en daños importantes.

Por otro lado, un termostato cerrado atascado conduce a problemas importantes en el motor porque el motor seguirá calentando dos niveles locos que podrían dañar y atascar el motor y requerir la instalación de un nuevo motor.

Por lo tanto, debe vigilar el termostato y asegurarse de que funcione correctamente todo el tiempo. Siempre que note algún síntoma que indique un termostato defectuoso, debe reemplazarlo de inmediato si desea hacer frente a costos de reparación significativos.

Síntomas de un termostato defectuoso

Antes de profundizar en los detalles sobre el “reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento”, es importante que comprenda y confirme que su problema proviene de un termostato defectuoso. Afortunadamente, cuando el termostato falla, muestra algunos síntomas para llamar su atención, que incluyen:

1. Lecturas de manómetros de alta temperatura

Cuando el termostato no funciona correctamente, y cuando específicamente, se atasca cerrado, inmediatamente notará que la lectura del indicador de temperatura es muy alta. El medidor de temperatura es responsable de comunicarse con usted estimando la temperatura actual del motor.

LEER MAS   Limpiador a vapor: Los pros y los contras

Tenga en cuenta que el indicador de temperatura puede leer muy alto debido a otros problemas relacionados con el termostato y no puede hacerlo. Por lo tanto, debe monitorear otros síntomas junto con este antes de decidir reemplazar el termostato de su vehículo.

2. Cambios erráticos en la temperatura del aire.

Si enciende el sistema de calefacción, cuando el termostato falla, notará que la temperatura interior de su vehículo aumenta significativamente y probablemente disminuye repentinamente.

Este cambio repentino en la temperatura del aire dentro de su vehículo podría estar relacionado con un termostato defectuoso. Por lo tanto, siempre que note esto, debe realizar una inspección minuciosa y mirar el termostato antes de reemplazarlo porque el problema también podría estar relacionado con un problema con el sistema de calefacción en sí.

3. Fugas de refrigerante debajo del vehículo

Dado que indicamos que el termostato es responsable de permitir y evitar que el refrigerante fluya según la temperatura del motor de su vehículo, es posible que tenga una fuga de refrigerante debido a un termostato defectuoso.

Por lo tanto, mire más de cerca debajo de su vehículo y observe si gotea líquido. En algunos escenarios severos, incluso puede encontrar un charco de refrigerante debajo del vehículo. Debe distinguir entre los diferentes tipos de líquido dentro de su vehículo para determinar si la fuga proviene del refrigerante o no.

En algunas fugas menores de refrigerante, es posible que no veas goteos de líquido o que se formen charcos. En cambio, notará una fuga de refrigerante residual alrededor de las conexiones, lo que indica que el refrigerante se filtró primero y luego se evaporó debido a la alta temperatura del motor.

Por lo tanto, realice una inspección minuciosa para determinar cualquier fuga de refrigerante interna o externa. Cuanto antes detecte el problema, más fácil será repararlo y menores costos de reparación.

4. Ruidos raros

Como regla general, siempre que note ruidos extraños provenientes del vehículo, nunca debe subestimar el problema porque podría estar relacionado con un problema interno significativo.

A veces, los ruidos extraños pueden estar relacionados con un termostato defectuoso. Por ejemplo, es posible que tenga problemas con los golpes del motor, algún sonido de ebullición o probablemente ruidos de gorgoteo. Todos estos síntomas y sonidos pueden estar relacionados con un termostato defectuoso, pero también pueden estar relacionados con otros problemas dentro del sistema de enfriamiento de su vehículo.

Por lo tanto, después de notar estos sonidos, debe continuar con las inspecciones y hacer que su mecánico confirme al culpable antes de continuar y reemplazar el termostato. Sí, los costos de reemplazo del termostato no son muy altos, pero no vale la pena su tiempo y esfuerzo para reemplazar un buen componente, mientras que el problema proviene de otra cosa.

5. Problemas con el rendimiento del calentador

Finalmente, un termostato defectuoso afecta el comportamiento del sistema de calefacción de su vehículo. Dado que el sistema de calefacción depende en gran medida del motor y el sistema de refrigeración como un medio para llevar el exceso de temperatura dentro del vehículo cuando el termostato se estropea y se atasca, la puerta se atasca cerrada, el sistema de calefacción podría verse afectado, y notarás que la temperatura interior de su vehículo cambia significativamente como le indicamos anteriormente.

LEER MAS   ¿Cómo descongelar el parabrisas de su automóvil? ¡Consejos y trucos simples!

Reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento

¿Confirmaría que el termostato es el componente defectuoso de su vehículo? Debe reemplazarlo de inmediato, especialmente si el termostato se atasca al cerrarse, lo que evita que el refrigerante llegue al motor y lo enfríe.

La buena noticia es que reemplazar el termostato no es un trabajo muy complicado, y es una de esas reparaciones que puedes hacer en casa sin necesidad de un profesional. De esta manera, puede ahorrar mucho dinero en costos laborales si compara el costo total con lo que pagará cuando vaya a un concesionario.

Tenga en cuenta que si decide reemplazar el termostato de su vehículo, haga una revisión exhaustiva de cómo se realiza el proceso. La mayoría de los bricolaje no funcionan la primera vez, y si su vehículo es caro, es posible que desee dejarlo en manos de profesionales para que no presente daños por errores.

Si lo ejecuta para reemplazar el termostato del sistema de enfriamiento de su vehículo, siga estos sencillos pasos:

1. Encuentra el termostato

El termostato generalmente se encuentra dentro de la manguera superior del radiador entre la conexión con el motor. Si tiene dificultades para encontrar el termostato, siempre puede consultar el manual del propietario de su vehículo y obtener una guía precisa. También puede encontrar cualquier video de YouTube especificado para el reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento para la marca, modelo y año de su vehículo.

2. Utilice un balde para recoger las fugas.

Es importante tener en cuenta que es posible que gotee algo de refrigerante en el piso cuando reemplace el termostato del vehículo. Dado que el refrigerante contiene algunos productos químicos que pueden ser tóxicos para el medio ambiente, debe tener al menos un recipiente o balde de 2 galones y colocarlo debajo de su estación de trabajo para recoger las fugas de refrigerante.

3. Saca las almejas

Antes de llegar al termostato, tendrá que quitar las abrazaderas conectadas al radiador. Por lo tanto, camine con la manguera del radiador hasta llegar al termostato para sacar cualquier reclamo.

4. Retire las mangueras

Una vez que llegue al termostato, desconecte las mangueras y permita que cualquier fuga de refrigerante caiga dentro del contenedor y llegue al suelo.

Desconectado la carcasa del termostato

El termostato generalmente se encuentra dentro de una carcasa específica que está atornillada con pernos específicos. Por lo tanto, deberá desconectar estos pernos con cualquier herramienta específica que lo ayude a realizar el trabajo.

5. Compara los termostatos

Antes de continuar e instalar el nuevo termostato, debe realizar una inspección visual rápida para confirmar que lo que compró coincide con el termostato original. Desafortunadamente, muchas personas instalaron el termostato incorrecto y tuvieron que lidiar con problemas importantes en su sistema de enfriamiento.

LEER MAS   Cambiar el filtro del aire del habitaculo del chevrolet TRAX

6. Retire las juntas

Dependiendo del tipo de su vehículo, es posible que deba quitar las juntas alrededor del orificio donde está estudiando el termostato. Considere sacarlos y colocarlos en un área segura para que pueda volver a conectarlos cuando haya terminado.

Instale el nuevo termostato

A estas alturas, debería estar listo para instalar el nuevo termostato. Sin embargo, debe controlar la dirección del termostato antiguo para no colocarlo de forma incorrecta. Por lo general, estos lados de broma del termostato deben bajar.

7. Inspeccione las mangueras y las abrazaderas.

Sería estupendo que observara más de cerca las mangueras y las almejas y confirmara que están en buenas condiciones. En algunos escenarios, es posible que incluso deba reemplazar estos dos componentes mientras reemplaza el termostato. Una vez que haya terminado, puede volver a conectarlos.

8. Verifique el nivel de refrigerante

Durante el reemplazo del termostato, es posible que gotee algo de refrigerante debajo del vehículo, y es posible que algo de refrigerante ya se escape antes de que incluso reemplace el termostato. Por lo tanto, un buen consejo aquí es verificar rápidamente el nivel de refrigerante y confirmar que esté en el nivel correcto. Si está por debajo de lo necesario, siempre puede completarlo con la cantidad requerida de refrigerante.

9. Dale a tu vehículo una prueba de manejo

Con eso, ¡deberías estar listo! Primero, haga una prueba de manejo rápida de su vehículo y vea si monitorea algún síntoma de un termostato defectuoso. Si todavía tiene problemas, podría valer la pena comunicarse con su mecánico ahora y verificar con él qué se hizo mal, para que no tenga que lidiar con el problema del termostato nuevamente.

Conclusión

El termostato juega un papel importante en el sistema de enfriamiento de su vehículo. Por lo tanto, este termostato debe estar en buenas condiciones todo el tiempo para evitar lidiar con el sobrecalentamiento del motor que requiere costos de reparación significativos.

Cuando el termostato falla, debe ser reemplazado. De lo contrario, sacrificó el motor y es posible que deba instalar uno nuevo de inmediato. La buena noticia es que el reemplazo del termostato del sistema de enfriamiento no es un trabajo muy complicado y es algo que puede hacer usted mismo.

Este artículo le proporcionó un procedimiento paso a paso para reemplazar el termostato y destacó algunos consejos para tener en cuenta durante el reemplazo del termostato.

Es importante tener en cuenta que cuando el termostato falla, es posible que ya tenga su vehículo para hacer frente a problemas importantes. Cuando eso sucede, debe evaluar si vale la pena gastar el dinero en reparaciones o no. Por ejemplo, si notó que los costos de reparación se acercan al 75% o más del valor de su vehículo, no vale la pena reemplazarlo y, en cambio, debe vender este vehículo y usar su dinero para comprar un automóvil mejor.

Subir