Bujias ¡Una guía rápida y fácil!

Las bujías son responsables de suministrar la chispa que enciende la mezcla de aire y combustible que crea la explosión, lo que permite que el motor de su automóvil genere energía. Es vital que su motor de gasolina funcione. Pero al igual que cualquier otro componente de su automóvil que se considere consumible, las bujías también deben cambiarse, generalmente entre 20,000 y 30,000 millas. En este artículo, analizaremos algunos consejos útiles para cambiar las bujías. Esto incluye:

  • Preparando las herramientas necesarias
  • Comprar las bujías adecuadas
  • Elegir un espacio de trabajo plano
  • Enfriamiento de su motor antes del reemplazo
  • Limpiar la zona
  • Etiquetar las piezas antes de desconectar cualquier cosa
  • Quitar y reemplazar las bujías una a la vez
  • Inspeccionar cada una de las bujías
  • Asegurándose de que la brecha sea correcta
  • Instalación de cada enchufe a mano
  • Apretarlo exactamente como se indica en el manual del propietario, y
  • Asegúrese de que las bujías estén completamente asentadas.

Estos consejos para cambiar las bujías pueden ser de gran ayuda. Pueden ayudar a facilitar el proceso. En este artículo, repasaremos cada uno de ellos y más.

Consejos para cambiar las bujías: ¿Cuáles son los síntomas de una bujía defectuosa?

A los propietarios de automóviles generalmente no les importan las bujías hasta que comienzan a experimentar algunos problemas causados ​​por una bujía defectuosa. Las bujías juegan un papel importante en el funcionamiento general de su automóvil. Sin una bujía que funcione bien, su automóvil a gasolina no podrá moverse en absoluto.

Las bujías son responsables de encender la mezcla de aire y combustible dentro de la cámara de combustión. Esto enciende su automóvil y lo mantiene funcionando. Las bujías también funcionan transfiriendo el calor fuera de la cámara de combustión para evitar que se produzca la preignición.

Por eso es importante asegurarse de que las bujías de su automóvil estén en buenas condiciones. La pequeña descarga de electricidad que proporciona cada bujía cada vez que un pistón completa un ciclo es vital para encender la mezcla de aire comprimido y combustible. La cantidad de bujías que tiene un vehículo puede variar. Un automóvil de cuatro cilindros tiene cuatro bujías y uno de seis cilindros tiene seis bujías. Si una de las bujías de su automóvil se estropea o se ensucia, puede causar varios problemas.

Antes de discutir los consejos para cambiar las bujías, analicemos los síntomas comunes de una bujía defectuosa. De esta manera, podremos determinar si es la bujía la que está causando el problema o por alguna otra cosa. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, entonces puede ser una indicación de que su bujía debe ser reemplazada.

Los fallos de encendido del motor son uno de los síntomas más comunes de una bujía defectuosa. Esto puede suceder debido a una combustión incompleta de combustible en la cámara de combustión causada por una bujía defectuosa. Si nota que su motor tiene sonidos intermitentes de chisporroteo o tropiezo, puede ser una indicación de que su bujía está defectuosa. Esto debe corregirse de inmediato, ya que los fallos de encendido del motor pueden hacer que el motor funcione bruscamente al ralentí, bruscamente al acelerar y puede provocar un bajo consumo de combustible.

LEER MAS   ¿Por qué debo reemplazar mis bujías? 5 Beneficios!

Cuando la ECU o la unidad de control del motor ha detectado que el motor está fallando, puede encender la luz de verificación del motor y almacenar un código de falla. Podrá determinar cuál es el problema leyendo los códigos de falla almacenados usando una herramienta de diagnóstico o un escáner ODB2.

Una buena y fuerte chispa de las bujías es vital para arrancar el motor de su automóvil. Es por eso que cuando se avería, puede notar que su automóvil tiene dificultades para arrancar. Es el síntoma más obvio de una bujía defectuosa. Cuando esto sucede, generalmente significa que sus bujías deben ser reemplazadas, lo que se puede hacer fácilmente con nuestros consejos para cambiar las bujías que discutiremos más adelante.

Su motor debe producir un ronroneo suave o constante siempre que esté en ralentí y mantenga un RPM constante. Si nota que sus RPM aumentan o disminuyen, o su automóvil parece vibrar demasiado, entonces puede ser una indicación de que la unidad de control del motor de su automóvil o la ECU está intentando compensar sus bujías defectuosas. Cuando esto sucede, debe inspeccionar cada una de las bujías de su automóvil.

Dado que una bujía defectuosa puede provocar un fallo de encendido, el combustible no quemado puede inducir a error a los sensores de O2. Cuando esto sucede, el sensor de O2 ajustará la mezcla de combustible, lo que puede hacer que su automóvil obtenga una mezcla magra. Esto puede causar un ralentí brusco y, en algunos casos, más fallas de encendido en otros cilindros.

Dado que las bujías defectuosas pueden engañar a los sensores de O2, causando mezclas magras y ralentí irregular, también pueden causar otros problemas, como una aceleración lenta y brusca. Puede notar que su automóvil ya no responde como lo hace normalmente cada vez que pisa el acelerador. Por lo general, notará este problema durante las aceleraciones bruscas, pero también se puede notar en las aceleraciones más lentas.

Si la bujía está muy dañada, puede hacer que el cilindro con una bujía defectuosa no funcione en absoluto. Es posible que pueda notar la diferencia con un cilindro menos. Sin embargo, una mala aceleración también puede deberse a varios problemas. Es mejor hacer revisar su automóvil para determinar qué lo causó realmente y corregirlo.

  • Mayor consumo de combustible

Debido a los fallos de encendido del motor y los sensores de O2 que alteran la mezcla de aire y combustible debido a una bujía defectuosa, lo más probable es que su automóvil sufra un bajo consumo de combustible. Puede que la diferencia no sea tan significativa, pero puede suceder. Si nota que su automóvil funciona mal y parece que consume más combustible de lo habitual, puede ser una indicación de que tiene una bujía defectuosa.

LEER MAS   ¿Cuántas bujías hay en un V6? Todo lo que necesitas saber

  • Fuerte olor a combustible proveniente del escape

Cuando tiene una bujía defectuosa, la mezcla de aire y combustible en la cámara de combustión no se encenderá correctamente. Cuando esto sucede, cualquier combustible no quemado ingresará al sistema de escape y puede provocar un fuerte olor a combustible proveniente del escape o el tubo de escape. Este problema también puede deberse a varias razones, por lo que es mejor que un mecánico revise su automóvil para obtener el diagnóstico correcto.

Consejos para cambiar las bujías: ¿Qué debe hacer al cambiar las bujías?

Ahora que tiene una idea acerca de los síntomas comunes de una bujía defectuosa, podrá saber si su bujía debe reemplazarse. Para ayudarlo, hemos compilado esta lista, consejos para cambiar las bujías. Entonces, ¿qué debe hacer al cambiar las bujías? Nuestros consejos útiles para cambiar las bujías incluyen:

  • Preparando todas las herramientas necesarias.

Antes de realizar un reemplazo de bujía de bricolaje, debe preparar y reunir todas las herramientas y piezas necesarias para que todo sea fácilmente accesible. Debe preparar algunas herramientas especiales, como un extractor de bujías, un arrancador de bujías o una extensión de enchufe, que pueden ayudar a que el reemplazo sea mucho más fácil. También puede utilizar un enchufe especializado del tamaño correcto. Asegúrate de usarlo para quitar tapones ya que tiene una parte interior de goma que puede proteger la delicada carcasa de cerámica.

  • Elegir un espacio de trabajo plano.

Para que el proceso sea fácil y cómodo, necesitará un espacio de trabajo plano como un camino de entrada o el piso de un garaje. También debe asegurarse de que el área esté bien ventilada cuando cambie las bujías.

  • Comprar las bujías adecuadas para su automóvil.

Por supuesto, uno de los consejos para cambiar las bujías es conseguir la bujía adecuada para su vehículo. Cuando elige bujías nuevas para su automóvil, debe asegurarse de comprar las que están destinadas a él. Puede pedir ayuda a las tiendas de autopartes o, mejor aún, consultar el manual del propietario, ya que puede especificar las bujías adecuadas para su automóvil. Se recomienda que elija la misma marca y modelo con el que vino el automóvil.

Hay bujías que están hechas de metales preciosos como el platino o el iridio que se sabe que resisten el desgaste mucho mejor que las ordinarias, pero cuestan mucho más que las que usan metales comunes como el cobre. Las bujías más baratas suelen costar entre $ 10 y $ 60 por pieza.

  • Permitir que su motor se enfríe.

No conviene trabajar con un motor caliente, ya que podría provocar quemaduras y otras lesiones. Por lo tanto, uno de los consejos para cambiar las bujías es permitir que el motor se enfríe primero antes de cambiar las bujías.

Es una buena práctica limpiar el área alrededor de las bujías antes de quitarlas. Puede usar una aspiradora o un paño para eliminar la suciedad y los escombros en el área que los rodea. Esto se hace para garantizar que no haya suciedad u otros desechos que caigan en las cámaras de combustión, el bolsillo de la bujía o el motor cuando extraiga las bujías.

LEER MAS   Los vehículos que no requieren bujías: ¿Cómo funcionan?

  • Etiquetar las piezas antes de desconectar nada.

Si el proceso implica algo como quitar bobinas, mangueras de vacío u otros componentes que sean algo confusos, puede etiquetar cada uno de ellos antes de desconectarlos para poder reinstalarlos fácilmente después.

  • Quitar y reemplazar las bujías una a la vez.

Para facilitar el proceso, uno de los consejos para cambiar las bujías es quitar y reemplazar las bujías una a la vez. Debe quitar las fundas de las bujías una a la vez, ya que el motor se enciende en un orden específico y es importante que se mantenga ese orden. Esto puede ayudarlo a no frustrarse por tener que averiguar qué cable va a dónde más adelante.

  • Inspeccionando cada una de las bujías.

Al retirar las bujías, asegúrese de inspeccionar cada una de ellas en busca de signos de daño, acumulación, aceite, combustible no quemado u otros materiales extraños. Si hay alguno, es una indicación de que hay un problema mayor que necesita más diagnóstico. Esto debe corregirse ya que puede causar problemas o fallas prematuras de sus nuevas bujías nuevamente.

  • Asegurándose de que el espacio sea correcto.

Muchas bujías modernas vienen con un espacio preestablecido de fábrica. Pero para asegurarse de que todo funcionará correctamente, puede verificar y asegurarse de que el espacio sea correcto utilizando una herramienta o calibre para espacios de bujías. Esto también se hace para asegurarse de que no haya daños preexistentes o defectos de fábrica.

  • Instalación de cada enchufe a mano.

Puede obtener el arrancador de bujía o la extensión de enchufe e instalar cada una de las nuevas bujías nuevamente en el motor a mano. Puede parecer difícil. Si es necesario, puede sacarlo y hacerlo de nuevo. Esto se hace para asegurarse de que no se crucen las roscas de los enchufes.

  • Apretarlo exactamente como se indica en el manual del propietario.

Uno de los consejos para cambiar las bujías es apretar las bujías exactamente como se indica en el manual del propietario. Puede usar una llave dinamométrica para apretar las bujías después de haberlas instalado a mano. No los apriete demasiado, ya que puede causar algunos problemas.

  • Asegúrese de que las bujías estén completamente asentadas.

Una vez hecho esto, puede volver a conectar las botas de enchufe a sus compañeros de enchufe especificados. Debe asegurarse de que los cables estén instalados correctamente en las bujías nuevas y de que estén completamente asentados. Sabrá si están completamente asentados cuando sienta un pequeño estallido cuando los instale.

Con suerte, estos consejos para cambiar las bujías pueden ayudarlo a facilitar el proceso. Solo asegúrese de consultar el manual del propietario antes de intentar cambiar las bujías, ya que el proceso puede variar de un vehículo a otro.

Subir