¿Es peligroso conducir con baja presión de los neumáticos? (& Qué hacer)

El indicador TPMS te permite saber cuándo la presión de los neumáticos es demasiado baja para conducir. Cuando se enciende esta luz, es posible que se pregunte si puede conducir de manera segura hasta la estación de servicio más cercana para tomar aire. ¿Es peligroso conducir con la presión de los neumáticos baja?

Cuando la presión de los neumáticos es demasiado baja, corre el riesgo de reventar. Además, la baja presión de los neumáticos provoca problemas de rendimiento y reduce el consumo de combustible. También puede crear un desgaste prematuro de los neumáticos, lo que hace que los reemplace con más frecuencia.

Examinamos las razones por las que nunca debe conducir su automóvil con la presión de los neumáticos baja. Nuestra guía también cubre algunos consejos para mantenerlo más seguro porque es posible que elija conducir aunque no sea recomendable.

Razones para evitar conducir con baja presión de los neumáticos

1. Riesgo de reventón

Reventón del neumático

Lo más peligroso que podría pasar debido a la baja presión de los neumáticos es un reventón. Cuando el neumático se desinfla, las paredes laterales se doblan más de lo que deberían.

A medida que avanza por la carretera sin detenerse, las llantas se calientan y no se enfrían. Este calor excesivo puede hacer que los neumáticos revienten, especialmente cuando están más blandos. Además, el neumático blando es más susceptible de pincharse con escombros en la carretera.

LEER MAS   7 mejores lugares para vender por dinero en efectivo

2. Problemas de rendimiento

A medida que las paredes laterales se flexionan debido al inflado inferior, notará problemas mientras conduce. Los problemas más obvios ocurren al frenar o tomar una curva.

Los neumáticos son menos estables en esta condición. Además, perderá tracción y agarre en superficies resbaladizas. La dirección también se vuelve descuidada, todo lo cual hace que el vehículo sea más difícil de controlar.

3. Poca economía de combustible

Cuando los neumáticos no están inflados, se necesita más energía para mantener el automóvil en movimiento. Es el mismo concepto que se ve si intenta andar en bicicleta con un neumático pinchado. Tendrás que pedalear más fuerte para moverte.

Debido a que hay más resistencia, el motor de su automóvil tiene que trabajar más para mantener el vehículo en movimiento. Esta energía adicional significa menos eficiencia de combustible, lo que hace que pase más tiempo en la bomba de combustible.

RELACIONADO: 10 formas de mejorar la eficiencia del combustible

4. Desgaste prematuro

Cuando conduce un neumático con baja presión de aire, permite que la banda de rodadura se desgaste de manera desigual. Es posible que vea estos problemas de la banda de rodadura en los lados exterior e interior del neumático. Este desgaste anormal no se puede corregir.

LEER MAS   Desgaste de los neumáticos en el borde exterior: causas y cómo solucionarlo

Teniendo en cuenta que, por lo general, puede inflar los neumáticos de forma gratuita, no tiene sentido conducirlo sin inflar. La otra opción es comprar neumáticos con más frecuencia, lo que te costará una buena cantidad.

Qué hacer cuando la presión de los neumáticos es baja

Obviamente, lo primero que debe hacer cuando la presión de los neumáticos es baja es inflarlos lo antes posible. Sin embargo, si está lejos de un lugar para hacerlo, aquí hay algunas otras cosas que debe considerar:

RELACIONADO: 10 mejores infladores de neumáticos portátiles

1. Ponerse de repuesto

Si conduce con un neumático desinflado y no puede obtener aire de inmediato, lo mejor que puede hacer es cambiar el neumático por uno de repuesto. Si bien es un inconveniente detenerse y poner uno de repuesto, es la única forma de garantizar su seguridad.

Con suerte, usted sabe cómo poner una rueda de repuesto. De lo contrario, es posible que deba llamar al servicio de asistencia en carretera para volver a la carretera.

RELACIONADO: ¿Cuánto tiempo puede conducir con una llanta de repuesto? (& ¿Qué rápido?)

2. Encienda las luces intermitentes

Si decide que necesita continuar, debe anteponer la seguridad. Tome todas las medidas posibles para garantizar su seguridad en la carretera.

Al encender las luces intermitentes de peligro, se asegura de que su vehículo se destaque en la carretera. Las luces intermitentes te permiten reducir la velocidad en la carretera, mientras que los demás siguen siendo conscientes de que hay un problema para que puedan mantenerse alejados de ti.

LEER MAS   Lo que el frío y el calor le hacen a los neumáticos

3. Retire la carga pesada

Con una cantidad excesiva de peso en el vehículo, pone en riesgo aún más su seguridad. Si puede quitar parte del peso antes de conducir, debería hacerlo.

Si estás en casa o en el trabajo, considera sacar algunos artículos que no necesites. Siempre puede recargar después de volver a llenar el neumático.

4. Maneja distancias cortas

Si vas a conducir, no debería ser por mucho tiempo. Entendemos que no tiene sentido poner una llanta de refacción si la estación de servicio está al final de la cuadra.

Cuanto más tiempo conduzca, más riesgo enfrentará. Por esta razón, debe sopesar la distancia con cuidado para determinar si vale la pena correr el riesgo.

5. Reduzca la velocidad

Incluso si solo está conduciendo por la cuadra, debe reducir la velocidad del automóvil. No siga las señales de límite de velocidad publicadas como guía.

Cuanto más lento viaje, menor será la probabilidad de que suceda algo malo. Con las luces intermitentes encendidas, no importa lo lento que vayas; otros notarán que deben moverse a tu alrededor.

Subir