Falla de la manguera del radiador ¿Qué significa para la salud a largo plazo de su automóvil?

La falla de la manguera del radiador es un problema común para la mayoría de los automóviles. El sistema del radiador del automóvil tiene un vacío para enfriar el motor, y es este vacío el que asegura que no haya fugas en el sistema de enfriamiento. Si ocurre alguna fuga, deberá reemplazar la manguera del radiador lo antes posible porque, de lo contrario, podría terminar con algunos problemas graves como el sobrecalentamiento o, lo que es peor, una avería.

La gente no sabe acerca de este problema porque piensa que es un problema de la vieja escuela que ya no ocurre, pero en realidad, ¡sí ocurre! ¡Así que tenga cuidado y vigile la manguera del radiador de su automóvil!

¿Qué es una manguera de radiador y qué hace por la salud de su automóvil?

Las mangueras del radiador están hechas de caucho y transportan el refrigerante entre el bloque del motor y el radiador. Puede encontrarlos en casi todos los motores, pero en estos días, debido a la fabricación de plástico, los fabricantes de automóviles han comenzado a usar una mezcla de plástico y caucho para hacer estas mangueras, por lo que verá una combinación de ambos en el motor de su automóvil. Esto es más duradero que las mangueras de goma.

El propósito de tener mangueras de radiador es transferir el refrigerante del motor al radiador, donde se enfriará antes de regresar. Hoy en día, algunos fabricantes equipan sus coches con mangueras mixtas de plástico y goma que son más duraderas (y caras) que las normales. Aún así, estas mangueras tienen algunas desventajas. Se vuelven rígidos, por lo que deberá reemplazarlos antes que las mangueras de radiador normales.

Ahora, si ve una fuga en la manguera del radiador de su automóvil, entonces es hora de que la cambie lo antes posible porque incluso la fuga más pequeña puede dañar su motor, y eso le costará una gran cantidad de dinero.

Las causas de la falla de la manguera del radiador

Hay varias causas para la falla del radiador que incluyen:

#1 Abrazaderas sueltas

Si alguna vez reemplaza las mangueras del radiador, asegúrese de apretar bien las abrazaderas de las mangueras. Incluso un pequeño espacio entre la abrazadera y el radiador es suficiente para dejar entrar aire, lo que dañará el sistema de enfriamiento de su automóvil. Simplemente apriételo hasta que vea algunas grietas en su superficie; Eso es lo suficientemente bueno.

#2 Sobrecalentamiento

Si alguna vez nota una fuga en la manguera del radiador de su automóvil, se debe a un sobrecalentamiento. La razón de esto es cuando el motor se sobrecalienta, el refrigerante comienza a hervir, y cuando eso sucede, una parte del radiador se agrietará, dando paso a que entre aire, causando una fuga en la manguera del radiador de su automóvil.

#3 Edad

Por lo general, las mangueras del radiador duran alrededor de cinco años si están hechas de caucho, pero si la manguera es una mezcla de caucho y plástico, durará entre 7 y 8 años. Por lo tanto, después de instalar la manguera del radiador, deberá revisarla cada cinco años para ver si hay grietas o fugas, etc.

#4 Instalación

Si alguna vez reemplaza la manguera del radiador de su automóvil, asegúrese de instalarla correctamente. Quizás esté pensando que esto ni siquiera necesita mencionarse, pero confíe en mí, si la manguera del radiador no está instalada correctamente, hay muchas posibilidades de que aparezcan fugas y grietas, lo que provocará un sobrecalentamiento o una fuga de refrigerante. sistema que, a su vez, hará que su motor falle.

LEER MAS   ¿Cómo detectar si la alineación de tu vehículo está desajustada?

Los signos de falla de la manguera del radiador

Bueno, la respuesta es: si ve grietas o desgaste en las mangueras de su radiador, entonces es hora de cambiarlas lo antes posible. Puede reemplazar fácilmente estas mangueras con algunas piezas baratas del mercado secundario hechas para su modelo de automóvil, pero asegúrese de que sean de buena calidad; de lo contrario, también se pondrán rígidos, lo que significa que debe reemplazarlos lo antes posible.

Algunos automóviles tienen solo una manguera de radiador, pero hoy en día, la mayoría de los fabricantes de automóviles han comenzado a usar dos o más mangueras, por lo que si desea una pieza de repuesto exacta, compre una para cada manguera y no solo una pieza porque el motor trabajará más cuando todo esté bien. de sus mangueras están en buenas condiciones lo que no solo aumenta su vida útil sino que también ayuda a que funcione mejor.

Eso fue todo sobre la falla de la manguera del radiador, ahora sabe lo que significa para la salud de su automóvil y cómo evitar que ocurra este problema. Primero, preste atención a las mangueras y arréglelas si ve grietas porque los pequeños problemas pueden volverse grandes si se ignoran, ¡así que trate de vigilar las mangueras de su automóvil y reemplácelas lo antes posible!

¿Cómo evitar problemas con el sistema de refrigeración de tu coche?

Puede evitar los problemas del sistema de enfriamiento de su automóvil manteniendo normal el nivel del refrigerante. Si alguna vez nota una fuga en las mangueras, apague su automóvil y arréglelo de inmediato porque incluso los problemas pequeños pueden volverse grandes si no se tratan a tiempo.

Pequeños problemas como este son fáciles de tratar, pero dan lugar a otros problemas que requieren trabajos de reparación mucho más grandes que pueden costarle una buena cantidad de dinero. ¡Así que vigile las mangueras del radiador y arréglelas lo antes posible!

Más específicamente, aquí hay diez consejos para ayudar a prevenir fallas en la manguera del radiador:

#1 Vigile el indicador de temperatura del motor de su automóvil

Al vigilar la temperatura del motor de su automóvil, puede detectar fácilmente el sobrecalentamiento, que es una de las principales causas de la falla de la manguera del radiador. Así que asegúrese de revisarlo siempre, y si ve una lectura alta, apague su automóvil lo antes posible porque el sobrecalentamiento puede dañar otras partes.

#2 Presta atención a esas mangueras

Nunca ignore las mangueras de radiador con fugas porque pueden causar serios problemas si no se reparan a tiempo. En su lugar, reemplace la manguera del radiador agrietada o que tenga algunos signos de desgaste. Puede obtener fácilmente piezas de repuesto para su modelo de automóvil a un precio asequible.

#3 Mantenga normal el nivel de refrigerante del radiador

Bajar el nivel de refrigerante en el radiador de su automóvil puede causar corrosión interna y oxidación, lo que provocará la hinchazón de las mangueras de refrigerante. Así que vigile el nivel de refrigerante de su automóvil y llénelo si es necesario porque de esta manera puede evitar problemas con el sistema de enfriamiento de su automóvil.

#4 Use mangueras resistentes

El uso de mangueras de radiador de servicio pesado es una buena opción porque son bastante resistentes y no se endurecen ni se agrietan tan fácilmente, así que si puede reemplazarlas, hágalo; de lo contrario, asegúrese de apretarlos lo suficientemente bien para evitar grietas porque las pequeñas grietas en la manguera pueden permitir que entre aire, lo que a su vez dañará el sistema de enfriamiento de su automóvil.

LEER MAS   Ruido seco al girar ¡Todo lo que necesitas saber!

#5 Elimina la humedad del compartimiento del motor

La humedad dentro del compartimiento del motor puede causar corrosión, lo que dañará la manguera del radiador. Así que elimine la humedad del compartimiento del motor de su automóvil y busque signos de corrosión, si los hay, de esta manera, puede evitar problemas con el sistema de enfriamiento.

#6 Sigue moviéndote incluso si tu auto se sobrecalienta

Si alguna vez ve que la temperatura de su automóvil aumenta de manera anormal, significa que hay un problema con su sistema de enfriamiento, así que siga conduciendo hasta que se enfríe para evitar daños mayores. Sin embargo, vigile nuevamente el indicador de temperatura para asegurarse de que todo esté bien ahora, ya que continuar conduciendo en tales condiciones puede provocar otros problemas, como fugas de líquidos o daños graves en el motor de su automóvil.

#7 Baje el mientras viaja cuesta arriba

Mientras viaja cuesta arriba, debe mantener bajas las revoluciones del motor porque si es alto, su automóvil se sobrecalentará, lo que disminuirá la vida útil de las mangueras, por lo que cada vez que esté a punto de subir una colina, primero verifique su indicador de temperatura.

#8 No dejes tu auto inactivo por mucho tiempo

Si alguna vez tiene que detenerse en algún semáforo o esperar a alguien por un período corto, puede apagar el motor pero mantenerlo al ralentí durante demasiado tiempo daña las mangueras, así que trate de no dejarlo al ralentí más de lo necesario.

#9 Evita conducir en condiciones extremas

Conducir en condiciones climáticas extremas debilita las mangueras del radiador y aumenta las posibilidades de que se agrieten o rompan, así que evite conducir a altas velocidades por caminos inundados.

#10 Mantenga las mangueras alejadas de las áreas calientes

Si puede, mantenga las mangueras alejadas de las partes calientes del compartimiento del motor, como el colector de escape, ya que esto reducirá las posibilidades de falla de la manguera debido al calor. Además, no los pellizque ni los tuerza demasiado porque bloqueará el flujo de refrigerante, lo que a su vez dañará la manguera.

¿Puedo conducir con una manguera de radiador defectuosa?

Puede continuar conduciendo su automóvil con una manguera de radiador defectuosa porque no causará una falla inmediata del sistema de enfriamiento; sin embargo, cualquier otro problema puede provocar un sobrecalentamiento, lo que a su vez dañará otros componentes, por lo que debe reparar la fuga de inmediato.

¿Cómo reemplazar o reparar una manguera de radiador defectuosa?

Reparar una manguera de radiador no es una tarea muy difícil, pero si no tiene experiencia con piezas de automóviles, le sugiero que lleve su automóvil a un mecánico.

Aquí hay un procedimiento paso a paso para reemplazar la manguera del radiador de manera segura:

  • Primero, abra el capó de su automóvil y saque todos los elementos sueltos del compartimento del motor porque tendrá que pasar mucho tiempo con piezas calientes, así que no se arriesgue con seguridad.
  • Retire la tapa del radiador para permitir que el refrigerante se drene por completo porque esto reducirá la presión en su sistema de enfriamiento y facilitará la extracción de las mangueras.
  • Saque las abrazaderas de las mangueras del radiador con un destornillador y retire cada manguera con cuidado sin dañarlas porque si están dañadas, seguramente tendrá que comprar piezas nuevas.
  • Ahora, retire la manguera del radiador defectuosa quitando primero la abrazadera en un extremo, luego aflojando todos los pernos que la sujetan en su lugar, después de lo cual puede girarla suavemente para sacarla de sus soportes.
  • Limpie el área de montaje con papel de lija o algún material áspero para que la nueva manguera del radiador se pueda asegurar correctamente. No hay posibilidad de fugas después de la instalación porque el sellado se vuelve bastante difícil si hay suciedad en la superficie de los componentes del compartimento del motor, como las mangueras.
  • Por último, instale la nueva manguera del radiador siguiendo los pasos mencionados anteriormente en orden inverso y apriete todos los pernos de forma segura para evitar fugas.
  • Ahora vierta un poco de anticongelante o agua a través de la manguera del radiador para verificar si hay fugas. Si hay un problema, comenzará a gotear de la manguera de inmediato, por lo que puede tomar las medidas necesarias para repararlo antes de conducir a cualquier parte.
LEER MAS   ¿Es hora de un nuevo convertidor catalítico? 10 síntomas importantes

¿Cómo elegir la manguera de radiador adecuada?

Elegir la manguera de radiador adecuada para su automóvil es bastante difícil. Aún así, si conoce información importante sobre las mangueras, como su longitud, diámetro y clasificación de presión, será fácil comprar la pieza adecuada para su vehículo. Estos son algunos factores que pueden influir en su decisión:

  • Asegúrese de que las mangueras tengan una clasificación de alta presión porque se usan en condiciones extremas, por lo que elegir mangueras de radiador de baja calidad puede causar serios problemas con el sistema de enfriamiento.
  • Piense también en el tamaño porque los diferentes motores requieren diferentes tipos de mangueras con dimensiones específicas para un ajuste adecuado, así que asegúrese de seleccionar el diámetro de manguera correcto según el motor que tenga su automóvil. Finalmente, elija la longitud de la manguera del radiador según su ubicación de montaje porque si el área de montaje está más cerca del motor, no necesitará mangueras largas. Si está más lejos, se requerirán mangueras de radiador más largas.
  • Considere la suavidad de las paredes de las mangueras porque a veces pueden dañarse durante la instalación o el uso diario, por lo que comprar mangueras de radiador extra suaves puede ayudarlo en esos casos.
  • Piense también en la forma de los extremos de las mangueras porque las mangueras cuadradas o redondas del radiador no encajarán correctamente en su automóvil, así que elija el tipo correcto de extremos de las mangueras según las especificaciones de su vehículo.
  • Verifique el material de la manguera de goma, acero o nailon, así que seleccione la que mejor se adapte a sus necesidades y tenga la clasificación de presión más alta para evitar cualquier problema con el sistema de enfriamiento.
  • Piense en la superficie exterior porque a veces puede cortarse o rayarse durante la instalación, por lo que si esto sucede, debe comprar mangueras de radiador nuevas sin pensarlo dos veces.

Conclusión

La falla de la manguera del radiador puede tener un impacto grave en la salud a largo plazo de su automóvil, por lo que es importante conocer los riesgos y tomar medidas para prevenirlos.

En este artículo, describimos diez formas de mantener las mangueras de su radiador en buenas condiciones y evitar daños. Si alguna vez tiene problemas con su sistema de enfriamiento, no dude en repararlos lo antes posible.

Subir