❤️ ¿Qué hacer y cómo detenerlo?

Cuando escuchas la palabra sobrecalentamiento, normalmente piensas en el motor. ¿Pero sabías que la transmisión también se sobrecalienta? La transmisión se sobrecalienta debido a varias razones. Incluye un nivel bajo de líquido de transmisión, líquido de transmisión viejo, contaminado o quemado, solenoide defectuoso, clima cálido, sensores de transmisión defectuosos, remolque de cargas pesadas, malos hábitos de manejo o malas condiciones de manejo. Cuando la transmisión se sobrecalienta, mostrará síntomas como cambios lentos o retrasados, no responde cuando intenta cambiar de marcha, olor acre y patinaje de la transmisión.

Las reparaciones de automóviles son caras


Cuando note que su transmisión se sobrecalienta, debe hacer revisar su automóvil o transmisión de inmediato. De esta manera, sabrá qué causó el problema y lo solucionará de inmediato. Si lo ignora y la transmisión se sobrecalienta con frecuencia, puede provocar daños graves que pueden dejar su automóvil inservible. Para evitar que esto suceda, debe asegurarse de verificar siempre el nivel de líquido de la transmisión, seguir el intervalo de cambio de líquido recomendado establecido por el fabricante de su automóvil, mantener el sistema de enfriamiento de su automóvil y practicar buenos hábitos de manejo.

La transmisión se sobrecalienta: ¿Qué sucede cuando la transmisión se sobrecalienta?

La transmisión es un componente muy importante de un automóvil. Se coloca o se monta directamente sobre el motor. Es responsable de convertir la potencia de combustión del motor en el impulso que impulsa las ruedas. La transmisión permite que su automóvil navegue a velocidad de autopista sin dañar su motor. Aumenta el par del motor para ayudar a impulsar el peso del automóvil.

Una transmisión es todo eso y más y por eso es un componente vital de su automóvil. Dado que es vital, debe asegurarse de que siempre esté en las mejores condiciones. Sin una transmisión que funcione, no podrá acelerar. Una transmisión que ha fallado no podrá transferir la rotación del motor a las ruedas de su automóvil. Su motor puede girar pero sus ruedas no.

Una de las principales causas de una falla en la transmisión es el sobrecalentamiento. Cuando la transmisión se sobrecalienta, puede resultar en una serie de problemas y cuando sucede repetidamente, puede causar daños graves a su transmisión. Entonces, ¿qué sucede cuando la transmisión se sobrecalienta?

Como se mencionó anteriormente, cuando la transmisión se calienta, pueden ocurrir varios problemas, como un retraso o ninguna respuesta. Se sabe que la temperatura de funcionamiento de la transmisión ronda los 175 a 200 grados. La temperatura ideal del fluido de la transmisión, por otro lado, es inferior a 175 grados Fahrenheit. Si su transmisión se sobrecalienta y está funcionando veinte grados más alto de lo que se supone, puede reducir a la mitad la vida útil de su transmisión. Si funciona a 240 grados, reduce su vida aún más.

La transmisión se sobrecalienta: ¿Qué causa el sobrecalentamiento de la transmisión?

Cuando su transmisión se sobrecalienta, puede ser el comienzo de muchos problemas de transmisión. Puede provocar daños en algunos componentes de la transmisión. El sobrecalentamiento es conocido como el asesino silencioso que acabó con la vida útil de muchas transmisiones, ya que normalmente puede pasar desapercibido hasta que es demasiado tarde. Para evitar que esto suceda en primer lugar, necesita saber qué lo causa. Necesita saber por qué se sobrecalienta la transmisión. Las causas más comunes de sobrecalentamiento de la transmisión incluyen:

  • Nivel de líquido de transmisión bajo.

El líquido de la transmisión se considera el elemento vital de la transmisión. No solo lubrica y enfría las partes móviles de la transmisión, sino que también suministra presión para ayudar a que la transmisión funcione correctamente. Cuando el nivel de líquido de la transmisión es bajo, puede causar fricción entre las piezas, lo que puede provocar un sobrecalentamiento.

Cuando la transmisión se sobrecalienta, puede ser una indicación de que el nivel de líquido ha bajado. Puede tirar de la varilla de medición de la transmisión para verificar el nivel de líquido de la transmisión. Si no sabe dónde encontrarlo, puede consultar el manual del propietario. Si el nivel de líquido es bajo, deberá agregar más líquido. Asegúrese de no llenarlo en exceso, ya que también puede causar algunos problemas de transmisión.

  • Líquido de transmisión viejo o quemado.

El fabricante de su automóvil ha establecido un intervalo de cambio de líquido recomendado que se puede encontrar en el manual del propietario. Al igual que el aceite del motor, el líquido de la transmisión también debe cambiarse con regularidad, ya que se ensucia, contamina o desgasta con el tiempo. Si no cambia el fluido, puede causar fallas en los sellos y empaquetaduras y también en algunos de los componentes internos de la transmisión. Cuando esto sucede, la transmisión puede comenzar a sobrecalentarse y averiarse.

Puede revisar el líquido de su transmisión, ya que puede determinar que debe cambiar cuando vea su color. Los fluidos de transmisión vienen en varios colores, pero uno fresco generalmente tiene un color rojo o rosa brillante y translúcido. El líquido de transmisión viejo, gastado o quemado tendrá un color rojo oscuro, marrón o negro. Puede tener una consistencia más espesa y, a menudo, está lleno de mugre. Cuanto más oscuro sea el color de su líquido, más viejo y gastado estará, lo que significa que debe cambiarse de inmediato. Es importante que su transmisión tenga siempre un fluido fresco y eficaz. Si es así, ayudará a prolongar la vida de su transmisión.

Su transmisión se sobrecalienta cuando la temperatura exterior es extremadamente alta. Esto puede suceder ya que las temperaturas extremadamente altas pueden hacer que la temperatura del fluido en reposo aumente, lo que puede hacer que el fluido esté más caliente de lo normal. Si la temperatura del fluido continúa aumentando y permanece caliente durante un período prolongado, la transmisión se sobrecalienta. Si nota un sonido quejumbroso proveniente de su transmisión, puede deberse a que la temperatura del fluido es demasiado alta, lo que dificulta que enfríe su transmisión.

La transmisión se sobrecalienta cuando usa su automóvil para remolcar cargas pesadas aunque su automóvil no esté diseñado para hacerlo. El peso adicional hará que su transmisión trabaje más de lo normal. Su transmisión tendrá que lidiar con el estrés adicional que hará que produzca más calor. El peso adicional y la transmisión trabajando más duro pueden sobrecalentar rápidamente la transmisión. Para conocer el límite máximo de remolque recomendado para su automóvil, consulte el manual del propietario.

Existe una forma adecuada de remolcar un automóvil. Los automóviles con tracción trasera deben remolcarse con las ruedas traseras levantadas del suelo, mientras que los que tienen tracción delantera deben remolcarse con las ruedas delanteras en el aire. Para vehículos con tracción total o de tiempo completo en las cuatro ruedas, deben ser remolcados en plano o todas sus cuatro ruedas deben estar separadas del suelo.

Si su automóvil se remolca con frecuencia y se remolca de manera incorrecta, puede causar daños. Las bandas y los embragues pueden comenzar a deslizarse. Cuando esto sucede, los desechos pueden ingresar a la transmisión, lo que puede causar fallas y sobrecalentamiento.

Cuando la transmisión se sobrecalienta, puede deberse a algunos malos hábitos de conducción, como cambiar de marcha hacia arriba y hacia abajo, o cuando siempre pisa los frenos y el acelerador. Cuando hace estas cosas, puede resultar en que su transmisión trabaje más de lo normal. Una transmisión con exceso de trabajo puede causar un desgaste prematuro de algunos de sus componentes.

Otro mal hábito que debes evitar es abusar de tu tren motriz. Al igual que cuando está atrapado en arena, barro o nieve, evite mecerse, ya que puede provocar un calor excesivo. Esto puede causar sobrecalentamiento u otros problemas de transmisión. También puede reducir la vida útil de su transmisión. Puede remolcarlo o sacarlo en lugar de cambiar rápidamente entre marcha atrás y conducción, una y otra vez.

El solenoide de la transmisión es responsable de regular la cantidad de líquido que pasa a través de la transmisión. Si se avería, no se bombeará suficiente líquido a la transmisión, lo que puede provocar que se sobrecaliente. Para solucionar el problema, deberá reemplazar su solenoide defectuoso.

.

La transmisión se sobrecalienta: ¿Cómo puedo saber si mi transmisión se sobrecalienta?

Ahora sabe qué sucede cuando su transmisión se sobrecalienta y qué lo causa, por lo que podría preguntar, ¿cómo puedo saber si mi transmisión se sobrecalienta? Es una buena idea conocer los síntomas comunes de una transmisión por sobrecalentamiento para que sepa qué hacer y evitar que ocurran otros problemas potenciales. Sabrá si su transmisión se está sobrecalentando cuando experimente los siguientes síntomas.

  • Respuesta retrasada o ninguna respuesta.

El nivel bajo de líquido de la transmisión puede hacer que la transmisión se sobrecaliente. Entonces, si su transmisión se sobrecalienta, lo más probable es que sea causado por eso y lo sabrá cuando experimente retrasos obvios cuando cambie de marcha. También puede suceder que no obtenga ninguna respuesta.

Esto puede suceder porque no hay suficiente líquido disponible en el sistema que pueda usarse para transmitir presión fácilmente. Siendo ese el caso, experimentará un retraso ya que a la transmisión le resulta difícil realizar el cambio de marcha deseado. La respuesta retardada se conoce como uno de los primeros signos de sobrecalentamiento. Si nota la respuesta retrasada, su transmisión puede correr el riesgo de sobrecalentarse. Será mejor que se detenga y detenga el coche. Si puede, compruebe qué está causando el problema.

Si nota un olor acre a quemado, puede ser una indicación de que su transmisión se está sobrecalentando. Se ha explicado anteriormente que el líquido de transmisión usado se desgasta o se quema. Cuando esto sucede, el fluido ya no tiene la capacidad de realizar sus tareas. La estructura interna del fluido eventualmente se romperá debido a las fuerzas de oxidación. Ya no puede ayudar a reducir la fricción ni a absorber el calor. Se degradará, lo que puede hacer que la transmisión se sobrecaliente.

Cuando el líquido haya alcanzado esta etapa, comenzará a arder y se volverá negro. Notarás su color si revisas el líquido de tu transmisión. Cuando esto sucede, la oxidación puede producir vapores desagradables y fuertes que generalmente se pueden oler dentro de su automóvil. Si nota el olor a quemado, es una señal de que debe llevar su automóvil a un mecánico para que lo revise y repare.

Las fugas de líquido pueden hacer que su nivel de líquido baje demasiado. Cuando esto sucede, lo más probable es que su transmisión se sobrecaliente. Esto puede ocurrir debido a que el fluido de la transmisión es lo que mantiene las partes de la transmisión lubricadas y enfriadas. Si hay una fuga de líquido, el sistema no tendrá la cantidad adecuada de líquido, lo que ayuda a evitar que los componentes internos se calienten debido a la fricción.

El líquido de la transmisión pierde su capacidad de proporcionar cambios suaves entre las marchas cuando envejece, se desgasta o se contamina. Cuando esto sucede, puede hacer que su transmisión se salga de marcha y esto generalmente ocurre con una transmisión sobrecalentada.

Si nota este problema, asegúrese de hacer revisar su automóvil de inmediato, ya que el deslizamiento de la transmisión también puede indicar otros problemas, como un embrague defectuoso, engranajes internos desgastados o bandas de transmisión defectuosas.

La transmisión se sobrecalienta: ¿Cómo enfrío mi transmisión?

Puede ser alarmante cuando su transmisión se sobrecalienta de repente, especialmente si no sabe qué hacer. Hay algunas formas que pueden ayudarlo a enfriar su transmisión.

Si está atascado en el tráfico o en algún lugar donde estará sentado por un tiempo, puede cambiar la transmisión a neutral y dejar que su automóvil esté inactivo. Dejar el automóvil en punto muerto en punto muerto puede ayudar a reducir la tensión en la transmisión y permitir que se enfríe. El ralentí en punto muerto también puede reducir la cantidad de gas que utiliza el motor.

Agregar aditivos de líquido de transmisión con regularidad también puede mantener la transmisión fría. Tiene refrigerantes especiales diseñados para disminuir la temperatura de la transmisión. Los aditivos para fluidos de transmisión se pueden comprar en la mayoría de las tiendas de suministros para automóviles.

  • Instalación de refrigeradores externos.

Si su automóvil se usa para remolcar o transportar cargas pesadas, la instalación de un enfriador externo puede ayudar a enfriar la transmisión y mantenerla a una temperatura regulada. También puede ayudar a reducir la fricción en la transmisión.

Cuando una transmisión se sobrecalienta, es una indicación de que algo anda mal. En el mismo momento en que lo experimente, hágalo revisar y reparar de inmediato, ya que el sobrecalentamiento es una de las causas más comunes de fallas en la transmisión.

    

Subir