Las transmisiones también necesitan reparación | Express Car Care de Denver


Cuando un coche es nuevo, todo funciona a la perfección. Arrancas el auto y el sonido puede ser mágico. Ronronea cuando pones el coche en marcha y te diriges por la carretera.

Con el tiempo, arrancar el automóvil se convierte en un proceso automático. Entra. Gira la llave. Piensa en tu día por delante. Ignora los pequeños cambios que suceden debajo del capó.

Y eso funciona bien... por un tiempo.

Eventualmente, ya no puedes ignorar el ruido. Algo esta mal.

La pregunta entonces es: ¿Qué vas a hacer al respecto?

El motor de combustión moderno de hoy es un conjunto complejo de componentes. Una de las partes más críticas es la transmisión.

En resumen, una transmisión es la caja de cambios de un vehículo. Es lo que permite que el auto se mueva a través de varias marchas mientras conduces. Sin él, nunca podría alejarse de una señal de alto, acelerar en la carretera o subir la colina cerca de su casa.

La transmisión típica de un automóvil tiene entre cinco y seis conjuntos de engranajes y trenes (las correas y cadenas que conectan los engranajes entre sí). El trabajo de la transmisión es garantizar que el motor funcione a la velocidad adecuada sin moverse demasiado rápido o demasiado lento para las condiciones del camino. . Asegura que la cantidad correcta de potencia se mueva desde el motor hasta las ruedas, para que su vehículo pueda moverse con seguridad por la carretera a medida que avanza en sus días.

Los vehículos de hoy tienen dos tipos de transmisiones: manual y automática. Las transmisiones manuales se están desvaneciendo de la mayoría de las líneas de automóviles, ya que las automáticas son más precisas en su movimiento y tienen una tasa de error más baja. Al tener una transmisión automática, un conductor puede concentrarse en el acto de conducir, en lugar de preocuparse por cuándo es el momento adecuado para cambiar de marcha.

LEER MAS   4 síntomas de un interruptor de seguridad neutral defectuoso (costo de reemplazo en 2022)

Independientemente de si su vehículo es manual o automático, la transmisión funciona de la misma manera. A medida que el conductor acelera, una palanca de cambios se mueve de una marcha a otra según lo requieran las condiciones de la carretera. Mientras que las transmisiones manuales requieren que el conductor presione y mantenga presionado un control del embrague mientras mueve la palanca de cambios, una transmisión automática lo hace automáticamente. Cuando está acoplado, un embrague maniobra las placas del embrague en su lugar para conectarse con engranajes más grandes. A medida que se mueve la palanca de cambios, diferentes marchas cambian y se conectan, lo que a su vez controla la cantidad de potencia entregada al motor y las ruedas.

Hay mucho poder detrás de este movimiento. Con el tiempo, estas conexiones pueden comenzar a fallar, lo que lo pone a usted y a su vehículo en riesgo.

Las transmisiones también necesitan reparación

Afortunadamente, la falla total de la transmisión no ocurre sin señales de advertencia. Si nota alguno de estos síntomas, es hora de llevar su automóvil a mantenimiento para detener el problema antes de que empeore.

Olor

A medida que conduce, puede percibir una variedad de olores. Si pasa por un restaurante, puede recordarle que es hora de cenar. Pero si nota un olor fuerte que no se disipa mientras conduce, podría ser el momento de visitar a uno de nuestros mecánicos. Si el olor parece provenir del compartimiento del motor, si tiene un fuerte olor a quemado, es una señal segura de que hay un problema con una o más de las partes.

A medida que el fluido de la transmisión se agota o se degrada, se sobrecalienta y puede crear un olor a quemado. Esto permite que su motor se caliente, lo que puede permitir que otros componentes del motor también se desgasten. Los olores a quemado nunca son buenos para su vehículo; hágalos revisar, especialmente si continúan en el tiempo.

LEER MAS   ¿Qué transmisión tengo? (Cómo identificar el tipo y el modelo)

Sonidos

¿Recuerda ese ronroneo de cuando compró su vehículo por primera vez? Si presta atención a los sonidos que hace su automóvil con el tiempo, puede notar fácilmente los problemas por los diferentes sonidos que hace.

Los ruidos sordos, los zumbidos, los gemidos, los traqueteos o los chirridos nunca son buenos para su vehículo. Su primer paso es determinar de dónde proviene el ruido y cuándo lo escucha con más frecuencia. Un ruido sordo cuando su automóvil cambia de marcha es una señal reveladora de que su transmisión está experimentando problemas.

Compruebe la luz del motor

Los vehículos de hoy en día son una serie compleja de piezas tecnológicas que se unen para crear el automóvil moderno. Si algún componente no funciona correctamente, puede tener efectos adversos en otras partes.

La mayoría de los automóviles de hoy en día tienen una variedad de luces en el tablero diseñadas para señalar cuando algo anda mal. Estas luces se iluminan en el momento en que las proporciones caen más allá de las pautas sugeridas por el fabricante. Se encienden con suficiente tiempo para que traigas tu vehículo y lo inspeccionen. No ignore la pequeña luz en su tablero. Si presta atención y actúa rápidamente, ahorrará dinero en reparaciones más grandes y detalladas.

Fugas

Hay varios fluidos principales en su vehículo, cada uno diseñado para lubricar, enfriar y ayudarlo a mantener su automóvil.

Si alguno de estos fluidos se descompone o tiene una fuga, puede alterar la forma en que funciona su vehículo.

Una fuga de líquido de transmisión es fácil de detectar porque se muestra de color rojo con un olor dulce. Puede oscurecerse con el tiempo si está dañado y tiene partículas de suciedad. También puede adquirir un olor a quemado cuando se ha descompuesto.

LEER MAS   Una guía completa sobre el costo de reconstrucción de la transmisión CVT

Sacudida

Una transmisión automática debería proporcionarle una conducción suave. ¿Ha comenzado a notar que su automóvil tiembla cuando cambia de marcha? Es una señal de que uno o más de sus engranajes pueden estar desgastados, o una de las cadenas o correas necesita ser reemplazada.

No ignores el temblor. Solo empeorará con el tiempo.

No se moverá en marcha

A veces, su automóvil se atasca en una marcha y se niega a moverse a otra. Esto es a menudo un problema fluido.

Cuando el líquido de la transmisión está limpio y lleno, los engranajes se mueven libremente mientras conduce. Pero a medida que el fluido se ve comprometido, puede afectar la forma en que se mueven los engranajes. También podría ser un problema con el sistema informático, que no le indica a su vehículo que se mueva correctamente.

Engranajes deslizantes

En lugar de tener un vehículo que no cambia de marcha, puede notar que las marchas ocasionalmente se deslizan entre marchas sin ninguna instrucción de usted. Esto es peligroso para su automóvil y puede ponerlo en una situación peligrosa. Esto puede deberse a una variedad de cosas, incluida una transmisión desgastada o niveles bajos de líquido.

¿Está experimentando alguno de estos síntomas de transmisión?

Si su vehículo experimenta alguno de estos síntomas de transmisión, es hora de llevarlo a reparar. No ignore los olores inusuales, los ruidos o un automóvil que no conduce como de costumbre. Es una señal de que su automóvil tiene un problema, y ​​cuanto antes lo arregle, más rápido podrá volver a la carretera sin preocupaciones. Los pequeños problemas pueden convertirse en costosas facturas de reparación si no se actúa con rapidez.

Subir