Fugas de líquido de frenos: cómo identificarlas y repararlas


Goteo. Goteo. Goteo.

Es algo que quizás no notes de inmediato. Pero eventualmente, descubrirá que su vehículo tiene una fuga. ¿Qué es? ¿Qué significa?

Los automóviles utilizan una variedad de fluidos para mantenerlos operativos:

  • Aceite de motor
  • Refrigerante
  • Líquido de los frenos
  • Fluido de transmisión
  • Líquido de dirección asistida
  • Liquido limpiador de parabrisas
  • Gasolina

También te puede interesar: Fallos en el motor: encendido del cilindro. Solucion

Pruebe y opere su vehículo sin uno de estos fluidos esenciales. No sucederá. Depende de usted asegurarse de que todos los sistemas funcionen bien y que los fluidos estén en los niveles adecuados.

Incluido líquido de frenos. Las fugas de líquido de frenos no solo pueden afectar la funcionalidad de su sistema de frenos, sino que también pueden ponerlo en riesgo. Imagínese conduciendo montaña abajo después de un día de esquí y sus frenos ya no funcionan.

Con tanta carga en su sistema de frenos, aquí hay algunas cosas que debe considerar si encuentra una fuga de líquido de frenos.

Cómo el líquido de frenos mantiene el sistema de frenos en funcionamiento

El líquido de frenos es un componente crucial del sistema de frenos de un vehículo. Es responsable de transmitir la potencia desde el pedal del freno hasta las pinzas de freno y las pastillas de freno, lo que reduce la velocidad de las ruedas.

Fugas de líquido de frenos: cómo identificarlas y repararlas

El sistema de frenos está cerrado, lo que significa que el líquido de frenos está sellado en el interior y, por lo general, no es necesario rellenarlo como se hace con el aceite de motor o el refrigerante. Sin embargo, con el tiempo, el líquido puede contaminarse o perder eficacia, lo que reduce el rendimiento de frenado o incluso falla.

El líquido de frenos generalmente está hecho de un líquido a base de glicol diseñado para soportar altas temperaturas y mantener la viscosidad con el tiempo. Cuando se presiona el pedal del freno, el líquido de frenos es forzado a través de pequeños pasajes en las líneas y pinzas de freno. Es posible que los frenos no funcionen correctamente si el líquido no fluye con facilidad.

LEER MAS   ¿Cuál es el orden correcto para usar el freno de mano y el parking en un carro?

El líquido de frenos también actúa como lubricante para las diversas partes móviles del sistema de frenos, como las pinzas de freno y las pastillas de freno. Esto ayuda a evitar el desgaste de estas piezas y mantiene el sistema funcionando sin problemas. El líquido de frenos también es responsable de proteger el sistema de frenos de la corrosión al formar una barrera protectora sobre los componentes metálicos.

El líquido de frenos es higroscópico, lo que significa que absorbe la humedad con el tiempo. Esto puede disminuir el punto de ebullición del líquido, lo que puede provocar que los frenos se desvanezcan o fallen. Por lo tanto, es importante controlar regularmente el líquido de frenos y reemplazarlo si es necesario.

Consulte el manual del propietario para obtener orientación, pero el líquido de frenos generalmente debe reemplazarse cada dos o tres años. Algunos fabricantes recomiendan reemplazar el líquido de frenos con más frecuencia, por ejemplo cada 30 000 millas aproximadamente. Reemplazar el líquido de frenos puede ayudar a garantizar que los frenos estén en buenas condiciones de funcionamiento y puede ayudar a evitar reparaciones costosas en el futuro.

¿Qué puede hacer que el líquido de frenos se dañe?

El líquido de frenos es un componente esencial del sistema de frenos de un vehículo, responsable de transmitir la fuerza desde el pedal del freno hasta las pinzas de freno, lo que finalmente reduce la velocidad de las ruedas y detiene el automóvil. Sin embargo, el líquido de frenos puede contaminarse con el tiempo o perder eficacia, lo que reduce el rendimiento de los frenos o incluso falla. Comprender las causas del deterioro del líquido de frenos es esencial para garantizar que el sistema de frenos funcione correctamente y evitar reparaciones costosas.

LEER MAS   ¿Cómo sabe si el aire acondicionado de su automóvil necesita ser recargado?

Una de las causas más comunes del deterioro del líquido de frenos es la exposición a la humedad. El líquido de frenos es higroscópico, lo que significa que absorbe la humedad con el tiempo. Esto puede disminuir el punto de ebullición del líquido, lo que puede provocar que los frenos se desvanezcan o fallen. La humedad puede ingresar al sistema de frenos a través de las líneas de los frenos, las pinzas y otros componentes. Esto puede ocurrir por fugas en el diseño, condensación por cambios de temperatura o incluso por el propio depósito de líquido de frenos.

El deterioro del líquido de frenos también puede ocurrir cuando se expone a altas temperaturas. A medida que el líquido de frenos es forzado a través de las líneas de freno y hacia las pinzas de freno, está sujeto a altas temperaturas. Este calor extremo puede hacer que el líquido se descomponga, lo que reduce la eficacia y reduce la capacidad de lubricar las piezas móviles del sistema de frenos. Las altas temperaturas también pueden hacer que el líquido hierva, lo que provoca que los frenos se desvanezcan o fallen.

La contaminación también puede ocurrir. Esto proviene del óxido, la suciedad u otras partículas que ingresan al sistema de frenos. Estos contaminantes pueden hacer que el líquido de frenos se ensucie o se decolore, lo que reduce su eficacia y reduce el rendimiento de los frenos. La contaminación también puede hacer que el sistema de frenos se desgaste más rápidamente, lo que genera reparaciones costosas.

LEER MAS   Fallos en la luz de freno: 6 causas y soluciones

Al igual que otras piezas de automóviles, la edad eventualmente se convertirá en un factor. Con el tiempo, el líquido de frenos perderá su eficacia y puede contaminarse. Esto puede ocurrir como resultado de que el fluido absorba humedad, se contamine con suciedad u otras partículas, o simplemente debido a la edad del líquido. Reemplace el líquido de frenos periódicamente, incluso si parece estar en buenas condiciones.

El líquido de frenos también puede fallar por falta de mantenimiento. El líquido de frenos puede verse comprometido si el sistema de frenos no se mantiene correctamente. Esto puede suceder debido a que no se revisa y reemplaza el líquido con regularidad, no se limpian ni inspeccionan adecuadamente los componentes individuales del sistema de frenos o no se lubrican correctamente las piezas móviles. Una parte alimenta a otra; un programa de mantenimiento regular asegurará que todo funcione bien.

¿Tienes una fuga de líquido de frenos?

El líquido de frenos suele ser de un color amarillo claro, pero se oscurecerá a dorado o marrón con el tiempo. Si lo ve debajo de su automóvil o nota que se acumula en los huecos de las ruedas, es una señal de una fuga.

Podría provenir de cualquier componente dentro del sistema de frenos. Podría ser una falla de cualquier parte en cualquier momento.

Pero hay una forma segura de evitar fallas y deterioro antes de que comience; haga revisar regularmente el líquido de frenos y reemplácelo si es necesario.

Comience por consultar el manual del propietario para conocer las pautas. Luego programe una visita de mantenimiento con uno de nuestros mecánicos para asegurarse de que la fuga no sea una señal de un problema mayor.

¿Cómo podemos ayudarle hoy?

Subir