Pinza de frenos ¡Lo que necesita saber!

Una pinza de freno se considera uno de los componentes más importantes del sistema de frenado de su automóvil. Alberga sus pastillas de freno y pistones, y es responsable de desacelerar las ruedas de su automóvil al producir fricción con los rotores de freno cuando pisa el pedal del freno. Sin embargo, no es perfecto. Puede congelarse o agarrotarse debido a la falta de lubricación, la acumulación de escombros o la corrosión. Los signos de una pinza de freno congelada incluyen que el automóvil se desplace hacia un lado al frenar, que el automóvil disminuya la velocidad por sí solo, un chirrido extraño o ruidos agudos, ruedas excesivamente calientes, fugas de líquido de frenos y poca economía de combustible.

Signos de una pinza de freno congelada: ¿Qué es una pinza de freno?

Antes de discutir los signos de una pinza de freno congelada, debemos comprender qué es una pinza de freno, qué hace y cómo funciona. Dado que el sistema de frenos de su automóvil se considera la característica de seguridad más importante en un vehículo, debe asegurarse de que siempre esté en las mejores condiciones. Hay dos tipos comunes de sistemas de frenado que se utilizan hoy en día: los frenos tradicionales y el sistema de frenos antibloqueo o ABS.

El sistema de frenado de un automóvil generalmente tiene componentes como el rotor, las pastillas de freno y la pinza. Hoy nos centraremos más en la pinza de freno. Los vehículos modernos suelen estar equipados con un sistema de frenos de disco que tiene frenos de disco en las ruedas delanteras o en las cuatro ruedas. En este tipo de sistema de frenos, el disco de metal o el rotor del freno está conectado a la rueda.

Este sistema de frenos funciona mediante el uso de pastillas de freno, que tienen materiales que producen fricción, para apretar o agarrar el rotor del freno para reducir la velocidad o detener el vehículo, cuando el conductor pone el pie en el pedal del freno. Esto se puede lograr gracias al dispositivo hidráulico conocido como pinza de freno que suspende las pastillas de freno alrededor del rotor giratorio.

La pinza de freno es la que aloja las pastillas de freno. Cuando pones el pie en el pedal del freno, el líquido de frenos se forzará hidráulicamente por las líneas de freno. Esto hará que el pistón de la pinza empuje las pastillas de freno contra los rotores que giran, lo que reducirá la velocidad y detendrá el automóvil. Cuando se suelta el pedal del freno, la pinza del freno alejará el freno del rotor, lo que permitirá que su automóvil se mueva libremente nuevamente.

La pinza de freno funciona básicamente como una abrazadera en el rotor de una rueda para evitar que la rueda gire cuando aplica los frenos. Dado que está expuesto a mucha fricción y calor, con el tiempo, los sellos dentro de las pinzas pueden debilitarse y romperse. Las pinzas de freno pueden corroerse, contaminarse o ensuciarse, lo que puede hacer que su automóvil experimente síntomas o signos de una pinza de freno congelada. La corrosión se conoce como la causa más común de una pinza de freno congelada.

Esto puede suceder cuando su automóvil ha estado estacionado afuera durante mucho tiempo. El óxido puede comenzar a desarrollarse en las pastillas, los discos y los pistones de la pinza, lo que impedirá que el sistema de frenos funcione correctamente. Este problema también puede deberse a que su sistema de frenos no está bien mantenido o no se revisa con regularidad. Como se mencionó anteriormente, dado que los frenos están expuestos a mucho calor y fricción, con el tiempo pueden comenzar a desarrollarse problemas que pueden causar una pinza congelada, así como otras fallas en las partes del freno.

LEER MAS   Ruidos de freno: qué significan y cómo solucionarlos

Señales de una pinza de freno congelada: ¿Qué sucede cuando las pinzas de freno se congelan?

Como se mencionó anteriormente, la pinza es un componente importante del sistema de frenos. Alberga las pastillas y los pistones y se encarga de apretar las pastillas de freno contra los rotores que giran para reducir la velocidad o detener el coche. Dado que juega un papel importante en la función general de su sistema de frenos, cuando experimente problemas de frenado, nunca debe ignorarlo. Uno de los problemas que pueden ocurrir es una pinza de freno congelada.

Cuando esto sucede, el freno no podrá desengancharse por completo de la superficie del rotor del freno, lo que puede provocar que los frenos se apliquen ligeramente todo el tiempo. Una pinza de freno congelada o agarrotada no solo dificulta la conducción, sino que también crea tensión en el sistema de frenos y la transmisión, lo que puede provocar un desgaste prematuro y fallas.

Para evitar que ocurran otros problemas potenciales, debe detectar el problema temprano para poder corregirlo de inmediato. Para hacer esto, debe estar atento a los signos de una pinza de freno congelada. Incluye:

  • Coche tirando hacia un lado al frenar.

Una de las señales de una pinza congelada es cuando su automóvil siempre se desplaza hacia un lado, ya sea hacia la izquierda o hacia la derecha, cuando pisa el pedal del freno. Este problema puede ocurrir cuando una de las pinzas de freno está defectuosa o se ha agarrotado y el automóvil se desplazará hacia el lado de la pinza de freno rota.

El tirón del automóvil hacia un lado también puede deberse a problemas de alineación. Para asegurarse de que el problema sea causado por una pinza de freno congelada, debe verificar si hay otras señales o hacer que un mecánico revise su automóvil. Para solucionar el problema, deberá reemplazar la pinza de freno dañada de inmediato.

  • El automóvil reduce la velocidad incluso cuando no está aplicando los frenos.

Si nota que su automóvil a menudo reduce la velocidad por sí solo, incluso cuando no está pisando el pedal del freno, puede ser uno de los signos de una pinza de freno congelada. Esto ocurre cuando la pinza de freno congelada permite que las pastillas de freno siempre entren en contacto con los rotores de freno. Esto hace que su automóvil disminuya la velocidad como si siempre estuviera aplicando los frenos, incluso cuando no lo está.

En el momento en que experimente este problema, debe llevar su automóvil a un taller de reparación de automóviles y hacer que se inspeccione todo su sistema de frenos, ya que se ha visto comprometido. Tenga en cuenta que el sistema de frenos es la característica de seguridad más importante de su automóvil, cualquier problema con él debe repararse de inmediato.

LEER MAS   Las 3 razones principales por las que el sistema de frenos antibloqueo de su automóvil puede estar funcionando mal

Recuerde que el contacto de metal con metal crea una fricción que puede generar mucho calor. Cuando una pinza de freno se congela, habrá una presión constante sobre la pastilla de freno. Esta fricción entre el rotor y la pastilla de freno puede producir mucho calor muy rápidamente y cuanto más conduzca en esta condición, más calor se creará en esa área en particular.

Puede notar que sale un calor excesivo cuando detiene su automóvil y se para cerca de las ruedas de su automóvil. Aunque el calor excesivo en las ruedas es uno de los signos de una pinza de freno congelada, no intente tocar las pinzas de freno con las manos desnudas para tratar de confirmar si están realmente calientes.

Si de alguna manera logró confirmar que sus ruedas están excesivamente calientes, debe repararlas de inmediato. Continuar conduciendo su automóvil en ese estado puede provocar problemas como componentes deformados o dañados, o líneas de freno de goma derretidas. Cuando esto sucede, sus frenos pueden fallar por completo.

  • Chirridos agudos o rechinantes.

Una de las señales de una pinza de freno congelada es cuando escucha chirridos o chirridos agudos cada vez que pisa el pedal del freno. Si de repente escuchas este ruido, significa que tu pinza de freno empeoró no hace mucho tiempo. El chirrido puede ocurrir cuando el rotor de metal se arrastra a través de las pastillas de freno debido a una pinza de freno defectuosa.

Si escucha algún sonido extraño cuando aplica los frenos, incluso si no es causado por una pinza congelada, debe hacer que lo revisen de inmediato y lo arreglen. Los ruidos extraños generalmente significan que hay algo mal en el sistema.

El líquido de frenos es lo que lubrica las pinzas de freno. Sin embargo, una pinza de freno congelada puede provocar fugas, ya que puede dañar las mangueras. También puede tener fugas internamente como en el maletero alrededor del pistón. El líquido se liberará cuando la bota se vuelva quebradiza por la exposición al calor o cuando se pase sobre superficies de pistón corroídas. Puede notar fugas en el área del volante de su automóvil cuando está estacionado. Si experimenta este problema, haga revisar y reparar su automóvil de inmediato.

Un bajo consumo de combustible puede deberse a muchos problemas, pero una pinza de freno congelada también puede causarlo. Esto puede suceder cuando una de las pinzas de freno de su automóvil está congelada o agarrotada, lo que ejerce más presión sobre el motor. Un motor que trabaja más duro de lo que se supone que debe hacer que consuma más combustible de lo habitual.

Dado que una pinza de freno congelada permite que las pastillas de freno siempre entren en contacto con los rotores de freno, puede causar un frenado involuntario constante que tendrá un impacto negativo en el rendimiento de la gasolina. Si siente que su automóvil está consumiendo más combustible de lo habitual, debe hacer que lo revisen de inmediato para averiguar qué lo causó.

Signos de una pinza de freno congelada: ¿puede una pinza desengancharse sola?

Sabrá si sus pinzas de freno necesitan atención inmediata cuando experimente alguno de los signos de una pinza de freno congelada. Cuando experimenta este problema, ¿puede una pinza despegarse sola? ¿Cómo se puede reparar una pinza rota?

LEER MAS   Lista de verificación de mantenimiento del automóvil para viajes por carretera ¡10 consejos increíbles!

Si las pinzas de freno están agarrotadas, a veces se debe a una lubricación insuficiente. Cuando la lubricación se ha secado, puede provocar que la suciedad o la arena de la carretera encuentren su camino entre el pistón y la carcasa de la pinza, lo que hace que las pinzas de freno se congelen. El pistón de la pinza de freno no podrá deslizarse hacia adentro y hacia afuera suavemente dentro de las pinzas cuando esto suceda.

Si esto es lo que provocó que la pinza de freno se congelara, puede solucionar el problema dándole a su sistema el mantenimiento que necesita y algo de limpieza. Lo necesita para asegurarse de que su sistema de frenos tenga una lubricación adecuada para que funcione correctamente. Puede hacerlo quitando las pastillas de freno, las diapositivas y aplicando un poco de grasa en los bordes para arreglar las pastillas o diapositivas afectadas. Deberá comprobar todos los componentes del sistema, como los pistones y las juntas, para asegurarse de que no estén atascados en la pinza o en el orificio del pistón.

También puede hacer una inspección visual de su pinza de freno para determinar por qué su automóvil está experimentando signos de una pinza de freno congelada. Solo necesita seguir estos sencillos pasos.

  • Retire la rueda de su automóvil levantando el automóvil con un gato. Utilice soportes de eje para sostenerlo mientras trabaja.

  • Localice el depósito de líquido de frenos y retire la tapa. Envuelva un paño limpio alrededor de la abertura del depósito para que no se derrame.

  • Retire dos pernos de la pinza que sujetan la pinza en su lugar que se encuentran en su soporte.

  • La pinza quedará atascada en su lugar cuando se agarre. No podrá deslizarse fácilmente fuera del rotor. Puede usar un destornillador plano e intentar empujarlo entre la superficie de la pastilla de freno y la superficie del rotor del freno. Puede aflojar la pinza moviendo y rompiendo el sello de suciedad entre la parte posterior de las pastillas de freno y la cara del pistón. Sin embargo, si la pinza de freno está realmente agarrotada, tendrá que desconectar la manguera de freno de la pinza. Al hacerlo, se liberará la presión sobre el pistón de la pinza.

  • Cuando haya quitado con éxito la pinza, las pastillas de freno, los pernos deslizantes y los pernos deslizantes, debe inspeccionar el estado de todas las piezas y buscar cualquier signo de daño, como rasgaduras o grietas en el sello de goma en la cara del pistón de la pinza y en los sellos que cubren los pasadores de deslizamiento de las pastillas de freno.

  • Si ve que están dañados, tendrá que reemplazarlos y el pistón se tiene que quitar, limpiar y lubricar. Si las calzas de las pastillas de freno solo tienen suciedad a su alrededor sin daños visibles, solo necesita limpiarlas con un cepillo y un limpiador de frenos antes de volver a ensamblarlas.

Si conoce los signos de una pinza de freno congelada, puede evitar que ocurran otros problemas potenciales y puede actuar inmediatamente. Cualquier problema relacionado con su sistema de frenos no debe tomarse a la ligera, ya que es la característica de seguridad más importante de su automóvil. Debe comprobarse y corregirse de inmediato.

Subir