Una guía para los sistemas de frenado regenerativo


Los sistemas de frenado regenerativo están incluidos en la mayoría de los autos híbridos y eléctricos. Incluso encontrará frenado regenerativo en algunos vehículos a gasolina. Convierte la energía cinética que genera su automóvil y la convierte en energía eléctrica. Es más eficiente que el proceso utilizado por los vehículos a gasolina.

Cuando pisa el pedal del freno, la energía cinética del movimiento hacia adelante del automóvil se convierte en calor cuando las pastillas de freno se conectan con los rotores en un disco o tambor. Ese calor se disipa en el aire y se aleja del vehículo, en lugar de usarse de manera más eficiente.

Un sistema de frenado regenerativo captura ese calor y lo utiliza para una mejor eficiencia.

Cómo funciona un sistema de frenado regenerativo

Profundicemos un poco más en cómo funciona un sistema de frenado regenerativo.

Los frenos tradicionales en un vehículo a gasolina o diesel funcionan a través del sistema hidráulico. Cuando toca el pedal del freno, el líquido hidráulico mueve las pinzas de freno para conectar las pastillas de freno con los rotores. Esto disminuye el giro rotacional de la rueda, ralentizándola gradualmente hasta que se detiene. Los frenos de tambor funcionan un poco diferente, pero el principio general es el mismo.

Ya sea con un sistema de tambor o de disco, se trata de transferir energía cinética de regreso al medio ambiente. Toma la fricción que genera calor dentro del sistema de frenos y la aleja del vehículo.

Cuando cambia a motores híbridos o eléctricos, el sistema de frenos funciona de manera un poco diferente. A medida que pisa el pedal del freno, el generador aumenta la potencia, provocando más resistencia y ralentizando el vehículo hasta que se detiene. Este proceso hace que la corriente eléctrica fluya de regreso al paquete de baterías, donde continúa alimentando el sistema. Esta es la razón por la que el frenado regenerativo funciona bien en entornos urbanos, ya que recarga continuamente el sistema con tráfico intermitente. Cada parada en un semáforo o en situaciones de mucho tráfico le brinda un impulso adicional cuando vuelve a acelerar, lo que en realidad mejora el consumo de combustible y la eficiencia.

Una guía para los sistemas de frenado regenerativo

El frenado regenerativo prolonga la vida útil de la batería

Debido a que la energía cinética se acumula a medida que se usan los frenos regenerativos, ayuda a mantener la batería cargada y lista para alimentar los accesorios que se usan en todo el vehículo. Para un vehículo eléctrico, puede ayudar a preservar la vida útil de la batería, lo que permite que su vehículo viaje más lejos entre recargas de energía. En todos los vehículos, reduce el desgaste del sistema de frenos en general, lo que prolonga la vida útil de las distintas piezas de los frenos.

LEER MAS   Espesor de la pastilla de freno y cómo medir (mínimo e ideal)

Si nunca antes ha experimentado los frenos regenerativos, le llevará un tiempo acostumbrarse a la sensación. La fricción adicional puede provocar una mayor desaceleración a medida que mueve el pie del freno al acelerador. Los conductores a menudo dicen que se siente más como un interruptor de encendido/apagado: ahora tiene energía, ahora no. Hace que se sienta un poco más nervioso durante las transiciones, y toma un poco de tiempo acostumbrarse a crear transiciones suaves.

En híbridos y sistemas más nuevos, los fabricantes están trabajando para mejorar la sensación de la transición. Algunos modelos solo usan un pedal para todos los movimientos.

Todavía se requieren controles y reemplazo de frenos

Una de las razones por las que la gente se mueve hacia la tecnología más nueva es la idea de reducir la cantidad de mantenimiento requerido en el vehículo.

LEER MAS   La importancia del mantenimiento regular del sistema de frenos antibloqueo

La tecnología eléctrica actual requiere poco o ningún mantenimiento para la batería, el motor y otras partes electrónicas. También hay menos líquidos para revisar y rellenar, como el aceite de motor que debe reemplazarse cada 5,000 millas más o menos.

Con los sistemas de frenado regenerativo, la fricción no desgasta los componentes como lo hace un sistema tradicional. Reduce significativamente el desgaste de los frenos.

Dicho esto, los frenos siguen siendo una característica de seguridad que debe revisarse de vez en cuando. Los informes muestran que los rotores y las pastillas de freno pueden durar 100 000 millas o más.

Los sistemas de frenado regenerativo todavía usan frenos físicos. Eso significa que reflejan la construcción de frenos tradicional, con caucho, fluidos y metal que se ven afectados con el tiempo. Y eso significa que pueden sufrir muchos de los problemas que se encuentran con los frenos convencionales y aún así necesitar mantenimiento con el tiempo.

Es posible que los vehículos eléctricos no usen aceite de motor, pero aún necesitan líquido de frenos para funcionar. Y no importa qué tan bien cuidado esté su vehículo, el líquido de frenos se degrada con el tiempo. Especialmente si no está bombeando los frenos a intervalos regulares. Si trabaja más desde casa y su vehículo permanece en el garaje durante días, puede afectar la salud de los frenos.

El mantenimiento tradicional de los frenos giraba en torno a las piezas desgastadas. Los fabricantes tenían pautas específicas para reemplazar cosas como pastillas de freno, rotores y tambores. Construyeron funciones de seguridad para advertirle cuando las cosas se estaban desgastando para disminuir los riesgos asociados con la falla de los frenos.

Debido a que los frenos regenerativos utilizan diferente energía para frenar, es posible que los componentes no se desgasten tan rápido. Pero es importante prestar atención al reemplazo del líquido de frenos, cambiándolo según el kilometraje y el tiempo. Incluso si trabaja desde casa y no lo lleva a la carretera todos los días, el líquido aún puede verse comprometido y degradarse con el tiempo.

LEER MAS   ¿Cómo funcionan los frenos Tesla?

Es por eso que muchos vehículos electivos incluyen revisiones y reemplazos frecuentes del líquido de frenos, a menudo una vez cada dos años.

Otro problema puede ser la acumulación de óxido, a menos que su automóvil esté diseñado específicamente con frenos de cerámica de carbono u otros sistemas que no sean metálicos. Un poco de óxido en la superficie no afectará el rendimiento. Pero si no se controla durante demasiado tiempo, puede abrirse paso y causar problemas más extensos. Detallar los frenos, especialmente después de un tiempo de inactividad prolongado, es una buena idea para asegurarse de que funcionen bien y no se hayan agarrotado.

Mantenimiento adecuado: la clave para una larga vida útil de cualquier vehículo

Ya sea que conduzca un vehículo de gasolina, diesel, híbrido o eléctrico, garantizar una larga vida útil comienza con el mantenimiento adecuado.

En lugar de esperar a que surja un problema, las inspecciones regulares permitirán que el problema se resuelva pronto, lo que significa que pasará menos tiempo enfrentando problemas mayores en el futuro.

Los frenos regenerativos son el futuro de la industria automotriz. Funcionan mejor, duran más y brindan a su vehículo características de seguridad adicionales.

Sí, el frenado regenerativo es más manejable en entornos urbanos donde reciben un impulso cada vez que los usa. Simplemente mantenga el proceso suave, sin pisar los frenos para garantizar la vida útil más larga posible.

¿Tiene alguna experiencia con un sistema de frenado regenerativo?

Subir